El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha anunciado un nuevo confinamiento en Inglaterra ante el alarmante crecimiento de casos de la Covid-19 en los últimos días. De hecho, el país ha superado este sábado la cifra del millón de contagios y ha notificado 21.915 casos positivos y 326 muertes en las últimas 24 horas. Sólo se podrá salir para trabajar, estudiar y hacer deporte.

Noticias relacionadas

"No puedo ignorar las cifras. (...) A menos que actuemos, veremos más muertes que en abril", ha advertido el premier en rueda de prensa desde Downing Street. "Debemos quedarnos en casa, sólo se podrá salir por motivos específicos, como educación, trabajo, compra de comida y hacer ejercicio", ha dicho, para dejar claro que "la Navidad será muy diferente este año, aunque si se toman medidas duras ahora, la gente podrá verse". "Quédese en casa, proteja el NHS y salve vidas", ha remarcado. 

El encierro comenzará el próximo jueves 5 de noviembre y se extenderá hasta el lunes 2 de diciembre. A partir de esta fecha, cada región adoptará las restricciones necesarias según la situación epidemiológica. Hasta entonces, se recomienda permanecer en casa el mayor tiempo posible.

Colegios abiertos

Sólo los colegios, guarderías, universidades, comercios esenciales, tribunales, el Parlamento y la construcción permanecerán abiertos. 

Pubs y restaurantes cerrarán aunque podrán ofrecer servicios de comida para llevar. Los comercios y negocios no esenciales tendrán que bajar la persiana. Se prohíben, además, los servicios religiosos y se desaconseja viajar por el país. 

Las personas podrán hacer ejercicio al aire libre y trasladarse a su puesto de trabajo si no pueden teletrabajar.

Gales, Escocia e Irlanda del Norte

Gales, Escocia e Irlanda del Norte toman sus propias decisiones, por lo que no les afecta estas restricciones. De hecho Gales está confinada desde este viernes y durante dos semanas, una decisión que anunció el lunes su ministro principal, Mark Drakeford. 

"Desde el viernes a las 17.00 GMT, todas las personas que se encuentren en Gales deberán quedarse en casa", dijo el ministro principal al tiempo que precisó que "la única excepción la constituirán los trabajadores considerados críticos y aquellos en empleos en los que trabajar desde casa no es posible", afirmó.

Durante esos 15 días los ciudadanos no podrán reunirse socialmente con personas de otros hogares, ni en el exterior ni bajo techo, con excepciones para adultos que viven solos y padres solteros. 

En el caso de los centros de enseñanza, los de primaria y edducación especial reabrirán con normalidad tras las vacaciones escolares de finales de octubre. En cuanto a los centros de secundaria, sólo volverán a funcionar desde el día 2 de noviembre algunos grupos, mientras que otros alumnos deberán hacerlo por la vía online. 

Más ingresos que en primavera

Johnson ha comparecido en una rueda de prensa junto a sus principales consejeros científico y médico, Patrick Vallance y Chris Whitt. Este último ha alertado de qu "ahora tenemos varios hospitales con más pacientes hospitalizados con Covid de los que tuvimos durante el pico de la primavera".

"Los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas, que son los datos oficiales, muestran que la prevalencia de esta enfermedad ha aumentado de manera extremadamente rápida durante las últimas semanas. Ahora tenemos alrededor de 50.000 casos nuevos al día, y eso está aumentando", ha añadido. 

Por su parte, Patrick Vallace ha avisado que las camas del NHS destinadas a pacientes agudos podrían estar todas ocupadas el 20 de noviembre. "Las muertes durante el invierno tienen el potencial de ser dos veces más graves que la primera ola si nada cambia", ha afirmado. 

Más de 1 millón de casos

El número de casos confirmados de coronavirus en el Reino Unido ha superado ya la marca del millón, según las últimas cifras del Gobierno. Las últimas cifras elevan el número total de casos registrados en Reino Unido a 1.011.660.

Este sábado, el país registró 21.915 casos positivos y 326 muertes, cifra superior a la del día anterior (274 decesos), aunque los expertos ya hablan de más de 50.000 contagios diarios.