El presidente estadounidense, Donald Trump, puede recibir el alta este lunes si sus síntomas siguen mejorando y se mantiene activo, según Brian Garibaldi, uno de los miembros del equipo médico del hospital militar en el que se encuentra.

Noticias relacionadas

"Está evolucionando muy bien y si continúa así volveremos a la Casa Blanca", ha indicado el médico personal del presidente, Sean Conley, quien confirmó que el mandatario fue conectado a oxígeno suplementario el viernes por la mañana al experimentar una caída de los niveles en sangre, una caída que se repitió con menor gravedad el sábado.

Durante el sábado se publicaron informaciones contradictorias sobre el estado de salud de mandatario. El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, señaló durante el día que había señales "muy preocupantes" y que las siguientes 48 horas serían "críticas" para conocer cómo evolucionará. Sin embargo, el equipo médico de Trump anunció en rueda de prensa que ya no tenía fiebre y evolucionaba muy bien.

A medianoche, Trump publicó un vídeo desde el hospital militar en el que permanece ingresado en el que aseguró encontrarse "mucho mejor" y estar trabajando para "volver del todo" y poder "hacer Estados Unidos grande de nuevo".

"Llegué aquí, no me sentía muy bien, pero ahora me encuentro mucho mejor. Estamos trabajando duro para volver del todo. Tengo que volver porque todavía tenemos que hacer Estados Unidos grande de nuevo", asegura. "Creo que estaré de vuelta pronto", concluye.