Muchos miembros de la jet set italiana temen haber contraído el coronavirus por haber estado cerca del magnate y ex primer ministro del país, Silvio Berlusconi. La prensa transalpina menciona incluso la posibilidad de que el multimillonario Flavio Briatore, amigo suyo, haya podido contagiarlo. El ex presidente, quien ya ha tenido intervenciones cardíacas en el pasado reciente, por el momento, se encuentra bien. Las principales cabeceras italianas, mientras tanto, tratan de rastrear el mapa de relaciones del ex presidente, que podría tranquilizar o alertar a muchos vips transalpinos que han estado a su lado en las últimas semanas. Para ello hay que descifrar dos incógnitas: cómo y quiénes. La cúpula directiva de Fininvest, el gran holding de Berlusconi, por el momento, está en aislamiento a la espera de una PCR.

Noticias relacionadas

¿Cómo ha podido contagiarse Berlusconi? Hoy resulta muy llamativa su positividad porque, cuando arrancó la epidemia en Italia en febrero, el ex Cavaliere fue el primero que se marchó rápidamente a Chateauneuf-de-Grasse (Francia), cerca de Cannes, en la residencia de su hija Marina, con el objetivo de escapar de la Covid. De hecho, el ex presidente italiano permaneció en la localidad gala hasta finales del pasado mes de junio. Desde allí ha continuado su actividad política y ha participado de forma telemática en las sesiones del Parlamento Europeo, del que es actualmente miembro. Así que hasta bien adentrado en verano, nada.

La cosa se complica a mediados del mes de agosto, más concretamente el día 6. El presidente del Gobierno italiano se reunió con su cúpula política, de su partido liberal Forza Italia: Maria Stella Gelmini, portavoz de la formación en la Cámara de los Diputados; Adriano Galliani, conocido directivo futbolístico, ahora en el Monza, el nuevo equipo de propiedad de Berlusconi tras abandonar el Milan; Antonio Tajani, ex presidente del Parlamento Europeo y delfín del ex Cavaliere; el senador Niccolò Ghedini, su abogado de confianza; y Gianni Letta, histórica mano derecha del ex presidente en el ámbito político. Por el momento, todos negativos por Covid. Según se lee en el conocido diario italiano Corriere della Sera, “la rama política de Berlusconi ha conseguido salvarse”. Igualmente, por el momento, están todos en aislamiento domiciliario a la espera de someterse a nuevas PCR.

¿Quién más ha estado al lado de Berlusconi? El día 12 de agosto, el multimillonario Flavio Briatore, en los últimos días, ha estado en el centro de la atención en relación a la posibilidad de que hubiera sido él quien hubiera contagiado a Silvio Berlusconi. El hecho de que ambos sean muy amigos y se vieran el Villa Certosa ha favorecido que muchos ataran cabos, eso sí, especulativos. Lo que sí se sabe es que Briatore fue declarado positivo el 25 de agosto y Berlusconi el 2 de septiembre; y se vieron dos semanas antes. Hasta se hicieron fotos y vídeos juntos, que se colgaron en la red social Instagram. Miembros del partido Forza Italia y varios periodistas han insinuado que Briatore podría tener algo que ver con la positividad de Berlusconi por Covid, lo cual le ha llevado a admitir estar “hasta las narices” de tener que contestar a la misma pregunta.

La cuestión de Briatore no acaba ahí. El 15 de agosto, día festivo en Italia, Briatore jugó en Cerdeña un partido de fútbol sala con otros famosos italianos, entre ellos el presentador televisivo Paolo Bonolis, el conocido empresario de calzado Andrea Della Valle y el entrenador del Bolonia, Sinisa Mihajlovic, quien ha resultado ser positivo asintomático por coronavirus el 23 de agosto. El conjunto de amigos se hizo incluso una foto, que el propio Briatore subió en Instagram. El mismo día, Berlusconi organizó una fiesta privada en Villa Certosa.

El día 19 de agosto el ex premier deja su residencia de Cerdeña sospechando que podría haber casos positivos dentro de su misma familia. Y se marcha a Arcore, la conocida mansión de Berlusconi cerca de Milán. En torno a esos días, precisamente, sus hijos Barbara y Luigi Berlusconi resultaron positivos por coronavirus y actualmente siguen en aislamiento en Villa Certosa. Entre el 19 y el 25 de agosto, su padre se somete en Lombardía a una doble PCR, dando en ambos casos negativo. Dos días después, el 27 de agosto, vuelve a Francia con su hija Marina para evitar la Covid. El 1 de septiembre vuelve a Arcore y el 2 de septiembre, en su tercera PCR, da positivo. Desde entonces se encuentra en aislamiento en su residencia lombarda junto a su nueva novia, la parlamentaria de la Cámara de los Diputados, Marta Fascina. Desde el pasado miércoles, Berlusconi vive en la planta baja de su mansión, sin tener contacto alguno con su personal doméstico.

Propagación del virus

Según muchos medios italianos, parece razonable pensar que es en Villa Certosa donde el ex presidente podría haber contraído el virus. Tres pistas resultan verosímiles, según el Corriere: la isla siciliana de Pantelleria, la isla napolitana de Capri y la propia mansión sarda del ex presidente. Tras dejar Villa Certosa, la hija Barbara y su hijo Luigi se fueron respectivamente a Capri y Pantelleria: la primera estuvo en compañía de personas que terminaron siendo todas ellas positivas, el segundo llegó a la isla siciliana estando ya contagiado. Si fuera cierto que tanto Berlusconi como sus hijos Barbara y Luigi se contagiaron en Villa Certosa; es probable, siempre según el Corriere, que el vaivén de amistades y conocidos de la familia Berlusconi en la conocida mansión y los comportamientos laxos en términos de coronavirus, favoreciera finalmente el contagio en el seno de la familia Berlusconi y la propagación del virus a través de otros vips italianos.

En los últimos días, el ex presidente del Gobierno italiano ha confirmado que está “suficientemente bien” y que ya no tiene “ni fiebre, ni dolores”. Lo ha declarado él mismo por vía telefónica en una reunión de su partido, Forza Italia, que se ha celebrado en la ciudad de Génova para preparar las elecciones regionales del 20 y del 21 de septiembre. El ex premier ha asegurado que seguirá “trabajando” haciendo “campaña electoral” desde su domicilio en Arcore, hasta que el pasado viernes fue hospitalizado por un inicio de neumonía bilateral.

El ex Cavaliere se encuentra ingresado en el hospital San Raffaele de Milán por precaución. "Tras la aparición de algunos síntomas, el presidente Berlusconi ha sido ingresado en el hospital San Raffaele de Milán por precaución. El cuadro clínico no es preocupante", explicaron desde el centro hospitalario donde trabaja el doctor Alberto Zangrillo, médico personal de Berlusconi.