Roma (Italia)

Los Balcanes, desde Croacia hasta Grecia, se están convirtiendo en un serio problema en términos de nuevos positivos por Covid-19: tanto para Italia, que los tiene al lado, como para el resto de Europa. Según los últimos datos, sobre la base de los índices de positividad por habitante, los Balcanes son actualmente la zona con mayor número de contagios del viejo continente. Con unos índices de contagio de entre dos y seis veces más altos que los de España.

Noticias relacionadas

Atendiendo a los últimos datos publicados en Italia sobre los contagios en los Balcanes, los mayores incrementos porcentuales semanales están teniendo lugar en Grecia (20%), Kosovo (16%), Bosnia-Herzegovina (16%), Albania (16%) y Rumanía (16%). Por cada millón de habitantes, Montenegro, Kosovo y Macedonia del Norte se registran actualmente unos 6.000 contagios, mientras que Bosnia-Herzegovina tiene algo más de 4.000. Así pues, por encima de España, que en los últimos 14 días ha registrado una tasa de positividad en torno a los 1.000 casos por cada millón de habitantes.

En términos absolutos, en las últimas dos semanas España ha tenido más contagiados que muchos de los países de los Balcanes juntos, porque tiene una mayor población. Pero la tasa de contagio ofrece una perspectiva en términos proporcionales, de ahí que los Balcanes actualmente tengan una tasa de contagio más alta que la de España.

Para tener una idea aún más clara, en los últimos días el Corriere della Sera ha publicado un mapa en el que se puede apreciar el nivel de contagios en los Balcanes frente a otros países de Europa. Atendiendo a un parámetro que mide los positivos de los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes -con fecha 11 de agosto-; se desprende que si España tiene una tasa de 75,8 contagiados (más de 40.000 personas), Finlandia (3,3), Noruega (7,2) e Italia (7,4) son los países con la menor tasa de positivos en Europa.

Éstas, sin embargo, son las tasas en los Balcanes: Montenegro 163,7 (unos 1.000 positivos); Kosovo 160 (unos 3.000 positivos); Bosnia-Herzegovina 130 (unos 4.300 positivos) y Macedonia 88,4 (unos 1.800 positivos). Los contagiados absolutos no son tan llamativos, pero sí llama la atención la alta probabilidad de contraer el coronavirus en la zona, entendible a partir de las tasas proporcionales de contagio.

La situación de fuerte contagio en los Balcanes ha llegado a afectar al propio primer ministro de Kosovo, Avdullah Hoti, que accedió al cargo a principios de junio. Hace menos de dos semanas, él mismo confirmó a través de sus redes sociales que había dado positivo por coronavirus, asegurando "no tener síntomas" y que a partir de ese momento teletrabajaría desde su domicilio.

Atendiendo a las informaciones que circulan sobre su todavía breve período presidencial, se considera igualmente que Hoti, por el momento, no ha hecho lo suficiente por su país de casi 2 millones de habitantes, ya que en tan sólo dos semanas se han llegado a producir en torno a 3.000 contagios por Covid-19. Los cuales se suman a un total de casi 11.000 positivos hasta la fecha y en torno a 400 fallecidos.

Otro de los países que más está sufriendo las consecuencias del coronavirus en su territorio es Bosnia-Herzegovina, ya que según el instituto nacional de estadística del país más de 30.000 personas han perdido el trabajo por culpa de la pandemia. Las informaciones procedentes de medios locales bosnios aseguran que hay todavía miles de trabajadores que podrían correr la misma suerte en las próximas semanas. Atendiendo a los datos aportados por el Banco Mundial, entre 35.000 y 85.000 personas podrían estar por debajo del umbral de pobreza en Bosnia-Herzegovina como consecuencia del coronavirus en el país.

Preocupación en Italia

Uno de los territorios particularmente atentos a lo que ocurre en los Balcanes es Italia. El país transalpino disfruta actualmente de unos índices de contagio muy bajos, donde los nuevos positivos se mantienen en cifras más o menos estables, al ritmo de unas 400-500 personas al día. Tal como retrata la prensa del país, los nuevos focos y los repuntes tienen cierta vinculación con los casos importados, sobre todo a través de los vuelos internacionales.

Bien es cierto que Italia obliga a guardar cuarentena y aislamiento a todos los pasajeros que procedan de fuera del espacio Schengen, pero el foco de la atención, ahora, está puesto sobre los vuelos internos, que se realizan dentro de la Unión Europea.

Para evitar más contagios procedentes de países de la UE, esta semana y hasta el próximo 7 de septiembre Italia hará test diagnósticos a todos los pasajeros procedentes de España, Grecia, Malta y Croacia; cuatro países muy cotizados entre los ciudadanos italianos como destinos turísticos para sus vacaciones de verano. Como alternativa a los controles in situ en los puertos y aeropuertos, los pasajeros podrán llevar consigo los resultados de test diagnósticos realizados en las 48-72 horas anteriores.

En la zona de los Balcanes, Serbia es el país con más positivos, 29.000 y cerca de 700 fallecidos. Siguiendo el criterio de los contagiados hasta el 14 de agosto le siguen Macedonia del Norte con 12.300 (más de 500 fallecidos), Kosovo con casi 11.000 (casi 400 fallecidos), Bosnia-Herzegovina con 15.500 (casi 500 fallecidos), Albania con casi 7.000 (más de 200 fallecidos), Grecia con casi 6.400 (más de 200 fallecidos), Croacia con casi 6.300 (y casi 200 fallecidos) y Montenegro con cerca de 4.000 (y menos de 100 fallecidos).