Aunque el Gobierno italiano prorrogó las restricciones y el confinamiento hasta el próximo 3 de mayo, desde este martes 14 de abril algunos comercios pueden volver a abrir sus puertas, como las librerías. Todo ello bajo estrictas normas de higiene y seguridad para proseguir con la contención del coronavirus, que ha dejado en Italia más de 20.000 muertos tras un nuevo repunte de casos. 

Noticias relacionadas

Estas pequeñas y puntuales aperturas afectan a pocos negocios, en concreto librerías, papelerías, tiendas de ropa para niños y algunos servicios forestales, fabricación de ordenadores, cuidado y mantenimiento del paisaje, trabajos hidráulicos, venta al por mayor de papel y cartón. Estas actividades se suman a las de primera necesidad aún en activo como supermercados o farmacias.

Esta apertura debe hacerse bajo unas estrictas medidas de higiene y control. El Gobierno de Giuseppe Conte ha establecido una serie de reglas que todos los negocios deben cumplir a rajatable. Distanciamiento, limpieza dos veces al día, ventilación natural e intercambio de aire, disponibilidad y accesibilidad a sistemas de desinfección de manos junto con teclados, pantallas táctiles y sistemas de pago, uso mascarillas en lugares o ambientes cerrados y en cualquier caso donde no se pueda garantizar el espacio, así como el uso de guantes desechables en la compra de alimentos y bebidas. 

Reglas para entrar en estos negocios

Entrar en los locales de estos negocios tiene que hacerse de forma escalonada en función de unas reglas. En locales de hasta cuarenta metros cuadrados solo podrá acceder una persona. Las demás, tendrán que esperar en el exterior cumpliendo la distancia de seguridad. En su interior solo puede haber dos trabajadores. Para locales más grandes, el acceso se regula según los espacios disponibles, diferenciando en lo posible la salida y la entrada para evitar contactos. 
El decreto que permite esta apertura amplía las medidas de higiene que han de tomarse, como lavarse las manos con frecuencia -en todos los lugares públicos, farmacias y supermercados debe haber soluciones hidroalcohólicas-, evitar el contacto cercano con personas que sufren infecciones respiratorias agudas, evitar abrazos y apretones de manos, mantener la distancia interpersonal de al menos un metro, estornudar y/o toser con un pañuelo evitando el contacto de las manos con secreciones respiratorias, evitar el uso  de botellas y vasos, no tocarse ojos, nariz y boca con las manos, no tomar medicamentos antivirales y antibióticos a menos que lo recete el médico y limpiar las superficies.

Más de 20.000 fallecidos

Italia alcanzó este lunes los 20.465 fallecidos con el coronavirus, tras registrarse 566 en las últimas 24 hora.

La cifra de 566 fallecidos es muy superior a los 431 del domingo, que fue la más baja en las últimas tres semanas, y el número total de contagios se sitúa en 159.516 personas.
No obstante, la mejoría de la situación respecto a semanas atrás, en plena expansión de la epidemia y a pesar de que ahora los hospitales ya no están tan colapsados, el Gobierno italiano no quiere bajar la guardia y echar por tierra los sacrificios realizados. Por eso, ha prolongado hasta el 3 de mayo las medidas de confinamiento de las personas en sus casas y el cierre de todas las actividades no esenciales, medidas que expiraron este lunes, festivo en Italia.