La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha afirmado este martes que la economía mundial ha continuado perdiendo "ímpetu" en el primer trimestre del año, con lo que se rebajarán las perspectivas globales por debajo del 3,5% estimado para este año.

Noticias relacionadas

"En enero, el FMI proyectó un crecimiento mundial para 2019 y 2020 de alrededor del 3,5%, más bajo del que hemos visto en los últimos tiempos (...). Desde entonces, el crecimiento ha seguido perdiendo ímpetu", ha explicado Lagarde en un discurso en la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

"Hace solo dos años, el 75% de la economía mundial experimentó un repunte. Este año, prevemos que el 70% de la economía mundial experimente una desaceleración", ha remarcado la directora gerente del Fondo, una semana antes de que la institución publique sus nuevas previsiones globales en el marco de su asamblea de primavera conjunta con el Banco Mundial (BM) en Washington.

Como causas de esta ralentización global, Lagarde ha señalado el "aumento de las tensiones comerciales y al endurecimiento de las condiciones financieras en el segundo semestre de 2018".

Guerra comercial de EEUU y China

En concreto, se ha referido a la disputa comercial entre Estados Unidos y China, desencadenada por la agresiva agenda de proteccionismo lanzada por el presidente estadounidense, Donald Trump, y que ha provocado la subida de los aranceles a centenares de productos chinos y represalias similares por parte de Pekín.

"Sabemos que las barreras comerciales no son la respuesta (...). Estas son heridas que pueden autoinfligirse y deben evitarse", ha declarado la directora gerente del FMI.

Y ha puesto como ejemplo que, según los cálculos del Fondo, si los aranceles a todos los bienes que intercambian Estados Unidos y China aumentaran 25 puntos porcentuales se reduciría el PIB anual en un 0,6% en EEUU y en un 1,5% en China.

Durante su reunión de la próxima semana en la capital estadounidense, el FMI y el BM congregarán a los principales líderes económicos de sus 189 países miembros para analizar los desafíos y amenazas mundiales. 

Puntos de riesgo

Lagarde también ha destacado otros "puntos vulnerables" de la economía como la incertidumbre que genera el brexit o los elevados niveles de deuda de algunos sectores y países, así como la sensación de intranquilidad de los mercados financieros. 

El repunte previsto del crecimiento mundial es, por lo tanto, "precario". Por ese motivo, según informa Lagarde, si el endurecimiento de las condiciones financieras es más marcado de lo esperado, esto podría generar graves dificultades a gobiernos y empresas en lo relativo a refinanciación y servicio de la deuda, y ello podría "amplificar los movimientos del tipo de cambio y las correcciones en los mercados financieros".