Los chavistas se manifiestan este sábado en Caracas en "defensa de la revolución", un día en el que la oposición también se moviliza en la ciudad para pedir a la Fuerza Armada apoyar el ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela, que el Gobierno de Nicolás Maduro se ha negado a aceptar.

Noticias relacionadas

Los chavistas se concentrarán en la Plaza Bolívar de Caracas donde se espera que representantes del Gobierno de Maduro ofrezcan discursos para rechazar el ingreso de ayuda humanitaria a través de las fronteras lo que consideran un "show político" para propiciar una invasión extranjera a Venezuela.

"Hoy #23Feb el pueblo se moviliza en Caracas y en todas las ciudades del país. Vamos todas y todos a las calles a defender nuestra independencia, con conciencia y alegría. No habrá guerra en la Patria de Bolívar y Chávez, aquí triunfará la paz. ¡Venezuela se Respeta!", dijo hoy Maduro en su cuenta de Twitter.

Durante la marcha, Maduro afirmó que ante cualquier circunstancia jamás se "doblegará" y pidió a los militares, a la milicia y a sus simpatizantes defenderlo si lo derrocan.

"Mi vida está consagrada totalmente a la defensa de la patria, que en cualquier circunstancia jamás me doblegaré, jamás me rendiré, siempre defenderé a nuestra patria con mi vida misma si es necesario defenderla", dijo el mandatario ante miles de simpatizantes que salieron en Caracas a "defender la revolución".

En su mensaje pidió a militares, milicia y seguidores salir en "unión cívico-militar" si algún día "le ocurre algo".

Cierre de pasos fronterizos

Maduro ordenó el pasado jueves el cierre de los pasos fronterizos entre su país y Brasil, al tiempo que dijo estar "evaluando" un decreto similar que afecte a la frontera con Colombia, donde también se almacena la ayuda internacional destinada a paliar la crisis que sufre Venezuela.

El líder chavista ha reiterado su rechazo al ingreso de las ayudas que se almacenan en las fronteras con Colombia y Brasil, y ha asegurado que estos alimentos son "cancerígenos", sin mostrar pruebas.

Asimismo, se ha referido al cierre de las comunicaciones con las islas de Aruba, Bonaire y Curazao, todos territorios políticos de Países Bajos, y aseveró que se vio obligado a hacerlo porque se estaba "preparando una provocación".

La crisis política venezolana se acentuó en enero pasado, cuando el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, anunció asumir funciones de presidente encargado de Venezuela tras desconocer el nuevo mandato de Maduro, electo en unos comicios que denuncia, fueron fraudulentos.

Tras proclamarse como presidente interino, Guaidó estableció como una prioridad el ingreso de ayudas para atender de forma inmediata a 250.000 personas en vulnerabilidad, y ha dicho que estas ingresarán "sí o sí" el próximo día 23