"Los malentendidos sobre el coqueteo pueden potencialmente acabar en incomodidad o incluso acusaciones de acoso sexual. ¿Cómo podemos averiguar qué quieren decir otras personas cuando nos sonríen? ¿Existe una expresión facial única e identificable que represente el coqueteo?".

Noticias relacionadas

Con estas preguntas en mente un equipo de investigadores de la Universidad de Kansas ha realizado un estudio sobre la efectividad del coqueteo, en el que concluyen que existe el flirteo y es un proceso clave en "el inicio del apareamiento"

La investigación, publicada en The Journal of Sex Researchy que recoge The Guardian, deconstruye la morfología de las expresiones faciales de coqueteo muy reconocidas que utilizan mujeres heterosexuales a la hora de flirtear con hombres, con el objetivo de descubrir si "hay una señal facial particular que las mujeres pueden utilizar eficazmente para indicar interés en un hombre".

Para ello, los autores utilizaron el Sistema de codificación de acción facial (FACS, por sus siglas en inglés) que se basa en 23 movimientos faciales diferentes que corresponden a distintas manifestaciones de emoción. Este sistema de codificación fue desarrollado inicialmente por un anatomista sueco, Carl-Herman Hjortsjö, en la década de 1960. 

En seis estudios diferentes, se pidió a mujeres, actrices profesionales y algunas voluntarias de la comunidad, que posaran espontáneamente una expresión de coqueteo (similar a la que usarían en un bar para llamar la atención de una posible pareja) o que siguieran instrucciones basadas en literatura antropológica existente para lo que los investigadores definen como coqueteo.

Tras analizar las expresiones de las mujeres y las respuestas de los hombres, concluyeron que una expresión coqueta muy reconocible tiende a tener cuatro componentes clave:

1.- Cabeza girada hacia un lado.

2.- Barbilla inclinada ligeramente hacia abajo.

3.- Una leve sonrisa.

4.- Los ojos se volvieron hacia adelante para mirar al objetivo implícito del coqueteo.

El equipo descubrió que algunas mujeres son más efectivas que otras para transmitir eficazmente una 'señal facial coqueta', mientras que algunos hombres la reconocen mejor. Más allá de estas diferencias individuales, la mayoría (si no todos) los hombres que participaron, identificaron algunas de ellas como coqueteo.

"Nuestros hallazgos apoyan el papel de la expresión coqueta en la comunicación y la iniciación del apareamiento", dijo Omri Gillath, profesor de psicología en la Universidad de Kansas y coescritor del artículo. “Por primera vez, no solo pudimos aislar e identificar las expresiones que representan el coqueteo, sino que también pudimos revelar su función: activar asociaciones relacionadas con las relaciones y el sexo”.

Según un comunicado de la Universidad de Kansas, el nuevo artículo coloca al coqueteo "en la misma categoría que otras emociones bien estudiadas" y proporciona a los investigadores "herramientas para estudiar más a fondo las funciones del coqueteo". "También puede dar a los hombres a veces desorientados una forma más concreta de averiguar si una mujer está realmente coqueteando", concluye.