Tras más de 40 años desde su inauguración, por primera vez una mujer se encargará del mantenimiento de la fábrica de alúmina y aluminio de Alcoa en San Ciprián (Lugo), dirigida por Raquel Vázquez. La empresa ha comunicado la contratación de Antonia Rial Mera que ya está trabajando como técnica electrónica, ocupándose de las instalaciones de control distribuido en la factoría.

Noticias relacionadas

Para Rial, esta es su primera experiencia laboral, que ha conseguido después de estudiar el ciclo de técnico superior en Instalaciones Electrotécnicas y Automatizadas en el IES María Sarmiento de Viveiro.

Para acceder a su puesto "los principales requisitos y habilidades que se requieren son conocimientos en instrumentación y sistemas de control, además de capacidad para la resolución de problemas y mejora continua", según ha desvelado la empresa.

Antonia Rial junto a Raquel Vázquez, directora de la planta de Alúmina. Alcoa

Hasta ahora, el equipo de mantenimiento de la planta lucense estaba formado únicamente por hombres pese a la "política de diversidad de género que la empresa viene desarrollando desde hace más de veinte años en selección y contratación de empleados". Así, la empresa ha anunciado la incorporación de Rial por "el cambio que representa" para la planta de San Ciprián.

Igualmente, desde Alcoa han aclarado a través de un comunicado que en la actualidad la planta "ya cuenta con una buena parte de mujeres en puestos de dirección, jefaturas y áreas de ingeniería".

Mujeres en Alcoa

En este sentido, destaca la posición de Raquel Vázquez Freire, que desde 2007 ejerce como directora de la planta de Alúmina-Aluminio de Alcoa San Ciprián. Vázquez se convirtió entonces en la única mujer en ostentar dicho cargo en una planta de alúmina o aluminio primario de la compañía en todo el mundo, y en la primera responsable de una planta en Europa y en Estados Unidos. 

Con ese nombramiento, Vázquez pasó a ser, junto con Rosa García Piñeiro, directora de Salud, Seguridad y Medio Ambiente de primario de Europa, la segunda mujer en ocupar un cargo de responsabilidad en la planta de San Ciprián.

"La falta de mujeres aspirantes a puestos de mantenimiento hacía que el ritmo de incorporación en esta sección fuera mucho más reducido", ha aducido Alcoa en relación a la incorporación de Rial.

Alcoa presume de promover "la cultura de la diversidad, con políticas y procedimientos específicos para avanzar en el equilibrio de género en sus centros de trabajo". La multinacional subraya que su compromiso a la hora de "facilitar un entorno laboral que brinde el mismo apoyo a todas las personas" a la vez que "favorece el desarrollo de los trabajadores para su mejor desempeño y asegurar que las mujeres tengan igualdad de oportunidades en todos los puestos".

En los últimos años la planta gallega ha destacado por las protestas de los trabajadores contra medidas como el ERE, que actualmente está en stand-by a la espera del fallo del Tribunal Supremo.