El arte siempre ha sido un mercado para el disfrute, pero también para la inversión. Muchas personas con un alto poder adquisitivo son coleccionistas o realizan inversiones puntuales en obras artísticas para diversificar su patrimonio. Sin embargo, como otros sectores, durante mucho tiempo la inversión en arte ha estado dominada por hombres. La tendencia podría estar cambiando ya que en 2020 las mujeres han invertido por primera vez más que los hombres.

Noticias relacionadas

Así lo ha revelado un informe publicado por Art Economics y recogido por Forbes, que muestra que ellas se han gastado un 13% más en arte que en 2019. Dicho estudio, que ha sido coeditado por Art Basel y UBS, ha analizado los movimientos de los coleccionistas con una riqueza mayor de un millón de dólares en distintos países. El gasto de los coleccionistas masculinos fue de 180.600 dólares de media, mientras que el de las mujeres fue de 188.700 dólares.  

Asimismo, la publicación de Art Basel apunta que "aunque la representación de género sigue siendo un problema, hay algunos indicios de que la proporción de obras de artistas femeninas en las colecciones está mejorando lentamente". En 2020 la presencia femenina en el coleccionismo habría llegado al 39%, algo más alto que en 2019 (37%) y 2018 (33%).

También ha concluido que las coleccionistas femeninas "tienen más probabilidad de invertir en mayor proporción en obras de artistas femeninas que los hombres", siendo un 42% frente a un 36%, respectivamente.

¿Y en España?

¿Cuál es la situación del mercado del arte en España? La realidad es que no hay ningún estudio actual que muestre si esta tendencia de las altas esferas económicas mundiales se está siguiendo en nuestro país. 

David Durán, de la histórica Durán arte y subasta, explica a MagasIN que en su empresa no han percibido nunca una gran diferencia en el género a la hora de qué productos se compran o cuánto dinero se gastan. "Hay hombres que han comprado joyas y mujeres que se llevan obras de arte", cuenta.

No obstante, sí que hay algunos datos que muestran que, tradicionalmente, las grandes inversiones artísticas han sido realizadas por hombres españoles. Concretamente la plataforma Arteinformado ha publicado algunos informes a lo largo de los años. En 2019 mostró que no había ninguna paridad en el coleccionismo de arte: reflejaba al menos a 48 hombres y solo 24 mujeres

Para Pedro Gallego, de la galería de arte La Gran, esto tiene una explicación lógica: "Son los hombres los que tienen el dinero, el control y los que "invierten". Los grandes coleccionistas, al menos en España, son básicamente hombres", asegura a MagasIN.

Un argumento similar daba el informe de Art Economics donde decía que "las mujeres todavía constituyen la minoría de multimillonarios en todo el mundo, representando solo el 11% tanto en población como en riqueza en 2020". Aunque el número de mujeres multimillonarias se ha más que duplicado en diez años (a más de 250 en 2020), "lo ha hecho en línea con el número total de multimillonarios, dejando su participación prácticamente sin cambios", agrega.

Pequeñas inversiones

A diferencia de estos datos, en la galería La Gran de Madrid la mayoría de compras las realizan mujeres. Gallego explica que en su caso puede haber un 'sesgo' ya que de los 15 artistas que exponen 11 son mujeres, lo que puede atraer también más la inversión femenina

Igualmente, considera que el cambio en la tendencia podría cambiar primero en las pequeñas inversiones. "Nuestros clientes son básicamente mujeres. Son personas que compran piezas de entre 500 y 3.000 euros y lo hace sobre todo por disfrute y también por apoyar a las artistas. Es una compra más personal, fuera de las modas, pensada y sentida y no dirigida a la inversión o a la ostentación, como ocurre con algunos (no todos obviamente) coleccionistas hombres".

Para muchas de estas compradoras, dichas obras son el inicio de su colección, por lo que empiezan con algo más barato y "por eso pensamos que puede ser un aviso de cambio de tendencia, porque estas pequeñas coleccionistas serán las coleccionistas del futuro", añade.