El Gobierno aprobará este martes la distribución a las autonomías de 19,8 millones de euros para la puesta en marcha de centros de crisis donde se atienda a mujeres víctimas de violencia sexual las 24 horas del día y los 365 días del año: en 2023 habrá uno en cada provincia y ciudad autónoma.

Noticias relacionadas

Estos centros de crisis, que el Ministerio de Igualdad estima que estén en funcionamiento en 2023, tienen como objetivo la atención de emergencia y la recuperación de las víctimas de todo tipo de violencias sexuales cuando estas sean mayores de 16 años.

Podrán acudir en busca de ayuda las víctimas de violación, matrimonio forzoso, mutilación genital, acoso sexual, proxenetismo, explotación sexual, trata con fines de explotación sexual, acecho o acoso reiterado por razón de género, feminicidio sexual y cualquier otro acto no consentido de naturaleza sexual.

Se trata de una red de centros que ofrecerán atención tanto a víctimas que acaben de sufrir la violencia como a las que la hayan padecido en el pasado -así como acompañamiento y consejo a familiares y personas cercanas en caso de necesidad- y no será necesaria la interposición de denuncia para acceder a los mismos, ha informado el Ministerio de Igualdad.

Equipo de psicólogas

Cada uno de ellos contará con una figura coordinadora, psicólogas y psiquiatras, abogadas, trabajadoras sociales o educadoras especializadas en intervención en situaciones de crisis, mediadoras culturales o traductoras y un profesional administrativo.

Estos centros dispondrán de una línea de atención telefónica permanente, procederán a la intervención en situaciones de crisis -incluyendo la psicológica- y ofrecerán acompañamiento a la víctima. Además, dispondrán de un servicio de transporte gratuito y de una página web informativa y llevarán a cabo acciones de prevención y sensibilización.

Este martes, el Consejo de Ministros dará el visto bueno al reparto territorial de 19,8 millones de euros, con cargo al mecanismo de recuperación y resiliencia de la UE, que se realizará a lo largo de 2021 para que las autonomías comiencen a adquirir los locales donde se pondrán en marcha los centros.

La población y la insularidad serán criterios tenidos en cuenta a la hora de repartir ese dinero, unos criterios que deberán ser ratificados por las comunidades autónomas en la próxima Conferencia Sectorial de Igualdad.

En 2022 habrá nuevas transferencias para contratar al personal con la vista puesta en que en 2023 los centros estén funcionando.

En España, según la última Macroencuesta de Violencia sobre la Mujer, el 13,7 % de las mujeres de 16 o más años ha sido víctima de violencia sexual (unos 2,8 millones, y de ellas, 300.000 en el último año) y las denuncias no superan el 8 %.

Esta iniciativa de centros de emergencia 24 horas, que será recogida en la ley de garantía integral de la libertad sexual o ley del sólo sí es sí, forma parte del plan "España te protege contra las violencias machistas" del Ministerio de Igualdad.

El Convenio de Estambul, ratificado por España, establece que los estados deben crear centros de ayuda de emergencia para las víctimas de violaciones y violencias sexuales apropiados, que sean fácilmente accesibles y en número suficiente para realizar un reconocimiento médico y forense y darles apoyo y consejo.

El Ministerio de Igualdad considera que la apertura de estos centros -del que en la actualidad solo hay uno en funcionamiento en la ciudad de Madrid- va a suponer un cambio en el modelo de paradigma en la atención a la violencia sexual.

El anteproyecto de ley de solo sí es sí también incluye la creación de "casas de niños" para atender de forma especializada a las víctimas menores de violencias sexuales.