Asia Argento sigue en el epicentro de los escándalos de Hollywood. La actriz y directora, una de las pioneras del movimiento MeToo y la primera que señaló a Harvey Weinstein, ha acusado ahora de violación a otro hombre relevante de la industria del cine: Rob Cohen, conocido por ponerse detrás de las cámaras en películas como La momia: la tumba del emperador dragón, xXx o la primera entrega de la saga Fast and Furious.

Noticias relacionadas

En una entrevista con el periódico italiano Il Corriere della Sera, Argento ha revelado que los hechos se produjeron durante el rodaje del filme xXx (2002), también protagonizada por Vin Diesel o Samuel L. Jackson. "Es la primera vez que hablo de Cohen. Abusó de mí haciéndome beber GHB [una droga], tenía una botella. En ese momento, sinceramente, no sabía qué era. Me desperté por la mañana desnuda en su cama", ha narrado la actriz y cineasta.

También ha asegurado que sus acusaciones contra Cohen se contarán con más detalle en su autobiografía Anatomy of a Wild Hearth (Anatomía de un corazón salvaje), que llega este 26 de enero a las librerías italianas.

En otro programa de la televisión italiana, Argento explicó por qué no había hablado anteriormente de Cohen. "Lo descubrí más tarde, hablando con un amigo que me abrió los ojos sobre esa sustancia", esgrimió. Posteriormente, una vez que se dio cuenta de lo que supuestamente había ocurrido, dijo que "no quería crear otra tormenta". Sin embargo, señaló que "dado que dos mujeres han hablado en contra de Cohen, incluida su hija", decidió denunciarlo.

Un representante del director ha salido al paso de esta denuncia. "Rob Cohen niega categóricamente las acusaciones de agresión de Asia Argento, son absolutamente falsas. Cuando trabajaron juntos, tuvieron una excelente relación profesional y Cohen la consideraba una amiga, por lo que esta afirmación que se remonta a 2002 es desconcertante, especialmente teniendo en cuenta lo que se ha informado sobre ella en los últimos años", ha señalado esta fuente a The Hollywood Reporter.

Pero no es la primera vez que el cineasta se encuentra en el centro de la polémica. En 2019 se conoció que una supuesta víctima, de nombre ficticio Jane para preservar su intimidad, denunció que Cohen la había agredido sexualmente en 2015 mientras estaba inconsciente. El encuentro tuvo lugar en Manhattan y había sido acordado para negociar una colaboración en un capítulo piloto de una serie de televisión.

Martin Singer, el abogado de Cohen, dijo entonces sobre esta historia, revelada por Huffington Post: "La historia propuesta es una pieza de éxito escandalosa y difamatoria, que hace afirmaciones extraordinariamente ofensivas de que mi cliente participó en una conducta sexual inapropiada atroz, delitos penales y otros comportamientos inapropiados, que mi cliente rechaza y niega con vehemencia".

También en 2019, la hija mayor del director lo acusó de agresión sexual en una publicación pública de Facebook. Los hechos fueron confirmados posteriormente por su madre, Diana Mitzner, primera esposa de Cohen. Este aseguró que todo era "categóricamente falso".

Por su parte, Asia Argento también fue acusada de agredir sexualmente a Jimmy Bennet, un joven actor cuando solo tenía 17 años. Según The New York Times, la actriz pagó 380.000 dólares al chico.