El 40% de las mujeres ha sufrido acoso tanto físico como verbal cuando caminaban de día a pie por Madrid, mientras que en el caso de los hombres la cifra se reduce al 23%. Así lo revela el estudio Movilidad desde una perspectiva de género en Madrid, elaborado por el RACC y Zurich Seguros, que analiza la percepción de seguridad personal y hábitos de movilidad que tienen los hombres y mujeres mientras se desplazan caminando por Madrid o en transporte público y privado. 

Noticias relacionadas

El informe, elaborado con 1.500 encuestas, concluye que en vía pública el 90% de las mujeres procuran ir acompañadas, 9 de cada 10 hablan por teléfono para sentirse seguras y el 96% opta por caminar por calles donde haya gente o, incluso, toman medidas adicionales como andar más rápido y estar atentas a las personas de su alrededor.

En cuanto al transporte, el coche y el autobús son considerados los modos más seguros para desplazarse tanto para hombres como para mujeres. Frente a ellos, los medios más inseguros, en opinión de las mujeres, son la bicicleta, la moto y el metro.

Tanto hombres como mujeres coinciden al afirmar que habría que ampliar las medidas de seguridad en la calle y en el transporte público. Más del 80% de las encuestadas considera necesario implantar sanciones más elevadas a las personas que agreden o acosan, incrementar el personal de seguridad del metro y mejorar el alumbrado en el espacio público.

Además, han señalado que sería buena idea desarrollar aplicaciones de movilidad con datos y horarios en tiempo real, así como un sistema de paradas a demanda en rutas de autobuses nocturnos o de áreas periféricas. De hecho, el estudio también apunta que las mujeres que viajan solas en metro reducen el uso del suburbano por la noche.