Mucho se ha especulado en los últimos días con el coche eléctrico de Huawei. Entre otras cosas porque una gran mayoría de usuarios creen que este coche de Huawei puede ser como los patinetes, es decir un vehículo de movilidad accesible.

Noticias relacionadas

Sin embargo, las primeras informaciones que llegan todo parece indicar que no será así. De hecho, estos modelos se caracterizarán por su alto nivel tecnológico. Una tecnología enfocada principalmente a la conducción autónoma y basada en elementos como los sensores 'lidar' (dispositivos que llevan los coches autónomos).

Precisamente el hecho de que lleve este tipo de tecnología hace prever que no será un coche barato, todo lo contrario. Estos sensores son los más avanzados a la hora de equipar un vehículo para que pueda circular con un elevado nivel de conducción semiautónoma.

Pues bien, hasta ahora lo que sabemos es que Huawei ha reiterado que no fabricará sus propios automóviles, sino que se seguirá actuando como proveedor de componentes de la industria.

Y también conocemos, tal y como ha señalado la propia marca, que estos nuevos vehículos serán el resultado de las alianzas tecnológicas con gigantes como BAIC, Chongqing Changan Automobile y Guangzhou Automobile Group.

Eso sí, aunque no será Huawei la que desarrolle elementos como la plataforma, estos modelos sí llevarán su tecnología. Y en este sentido, según el propio presidente de Huawei, Eric Xu el primer modelo será uno creado con la marca Arcfox Polar Fox, una marca china que ya comercializa vehículos en China por medio de BAIC y que incluso también podría llevar el sobrenombre de HBT (Huawei Inside).

Esta sería la marca que lanzaría con BAIC si bien todavía se desconoce las marcas que utilizará con Chongqing Changan Automobile y Guangzhou Automobile Group.

"Diseñaremos un logotipo específico y esos vehículos serán diseñados por nosotros y nuestros socios. Este logo no estará en otros vehículos con nuestros componentes, sino solo en los que nosotros hemos supervisado", explicó el ejecutivo chino.

En este sentido, Xu subrayó que Huawei destinará este año más de 1.000 millones de dólares (840 millones de euros) a I+D en el área de vehículos inteligentes y eléctricos, subrayando que, aunque la compañía tiene una visión global en todas sus áreas de negocio, tan solo con el tamaño del mercado chino de automóviles podría obtener un negocio importante.