Pedro Sánchez vuelve a tender la mano al automóvil. Si bien en las últimas semanas ha mostrado cierta frialdad con este sector, que supone cerca del 10% del PIB en España, con la no modificación del impuesto de modificación y la llegada del WLTP, ahora ha querido destacar la importancia para España de fabricantes como Seat.

Noticias relacionadas

En concreto, este reconocimiento de Sánchez a la compañía española se ha producido durante la entrega al director general de Seat Francia, Robert Breschkow, el premio de la Federación de Cámaras Oficiales de Comercio de España en Europa, África, Asia y Oceanía (Fedecom).

Una ceremonia, donde el presidente del Gobierno ha reivindicado el compromiso del fabricante de vehículos con España.

En su discurso, Sánchez ha subrayado que Seat continuará estando "a la cabeza" de la transformación industrial del país, pasando de un modelo de movilidad basado en los combustibles fósiles a otro que se centre en la electrificación y en las energías limpias.

También ha destacado su apuesta por la producción en España, ya que en 2019 la firma ensambló en Martorell (Barcelona) más de medio millón de vehículos, "la cifra más alta en los últimos 20 años". Además, este año ha reajustado su producción sin aplicar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) lo que, a juicio del presidente del Gobierno, evidencia el compromiso y los valores de la compañía.

"Este compromiso por el bienestar de nuestra gente quedó más que demostrado cuando la línea del Seat León se transformó en un tiempo récord para producir respiradores asistidos y colaborar con el sistema sanitario en plena crisis en la primera oleada del Covid-19", ha indicado Sánchez.

El presidente también ha puesto el foco en la importancia de la internacionalización de las empresas españolas para la recuperación de la economía y la necesidad de la colaboración público-privada, teniendo en cuenta el acuerdo conseguido en Europa para el desbloqueo de los fondos de recuperación.

Por su parte, Breschkow ha pedido disculpas de parte del presidente de Seat, Wayne Griffiths, que no ha podido asistir al acto y ha agradecido a Fedecom este reconocimiento.

También ha puesto en valor la importancia de Seat para la economía española y para las exportaciones del país, ya que hasta un 80% de los modelos que la marca produce en España se envían fuera de las fronteras nacionales.

Patrimonio industrial

El Presidente de Fedecom, Eduardo Barrachina, también ha intervenido en el acto de entrega celebrado en la Embajada de España en París. Entre otras cosas, Barrachina ha dicho que "Seat es patrimonio industrial e historia económica de España", añadiendo que la marca "tiene un lugar en la memoria y el universo afectivo de los españoles".

Barrachina ha reivindicado la extraordinaria relación que existe entre el Gobierno (a través de la Secretaría de Estado de Comercio), Cámara de Comercio de España y las cámaras de comercio en el exterior, de las que Seat es un actor "principal e importantísimo".

Además, ha aprovechado para recordar a los presentes los proyectos de futuro en los que está trabajando la Federación: la digitalización de estas instituciones para acercar la red de Cámaras a todos sus usuarios, el desarrollo de un mapa de servicios para colaborar con la Administración Pública española en su acción exterior y la mejora en la comunicación y visibilidad para poner en valor el trabajo que hace la institución.