Esta es la primera prueba del nuevo Opel Corsa-e 2020, la versión 100% eléctrica de este nuevo modelo de carácter urbano, que pertenece al Grupo PSA (Peugeot, Citroën y Opel).

Noticias relacionadas

Este nuevo Opel Corsa-e es un coche fundamental para la transición eléctrica de fabricantes como Opel y de países como España, puesto que es considerado como el primer gran coche eléctrico (de volumen) que se fabrica en España. Junto al Corsa-e también se ensamblan el Peugeot e-2008 y el futuro Citroën C4 eléctrico, si bien el Corsa ha sido el primero en llegar.

Recordamos en este sentido que Opel ha comercializado cerca de 14 millones de unidades del Corsa. Y también conviene tener en cuenta que este Opel Corsa-e, junto con las versiones de combustión -gasolina y diésel- se fabrican en la planta de Zaragoza (en Figueruelas, una fábrica donde se construyen cada año cerca de 500.000 vehículos).

Opel Corsa-e: precios, ofertas y Plan Moves

A la hora de hablar de un coche eléctrico, una de las principales barreras que tenemos que tener en cuenta es el precio, que es más elevado que el de un coche de combustión.

En el caso del Opel Corsa-e, inicialmente el precio partía de los 29.900 euros. Esta cifra se correspondía con el acabado Selection. Sin embargo, ahora Opel ha eliminado este acabado de la gama y ha puesto como primera terminación el Edition-e que tiene un precio de partida, en el momento de escribir esta prueba de 31.200 euros.

A esta cifra hay que restarle el descuento por financiación y las ayudas del Plan Moves que, si bien todavía no está presentado por las comunidades, se concederá de forma retroactiva.

Según Opel los descuentos totales (con financiación y Moves) rondarán los 8.000 euros, por lo que estaríamos hablando, por tanto, de un precio de partida aproximado de unos 23.200 euros.

El Opel Corsa-e tiene una autonomía que ronda los 300 kilómetros.

Coches eléctricos rivales

Por sus dimensiones y su carácter 100% eléctrico el Opel Corsa-e es un rival de modelo como:

• Renault Zoe
• Peugeot e-208
• Honda e
• Mini eléctrico
• Volkswagen e-Up
• Skoda Citigo-e
• Seat Mii electric
• Smart eQ fortwo
• Citroën C-Zero
• Peugeot iOn

De todos ellos, los más vendidos son el Renault Zoe y el Peugeot e-208, entre otros. En cuanto al precio, tal y como se ve en la tabla podemos decir que el Opel Corsa-e tiene un precio intermedio respecto al resto de modelos:

Precio
Seat Mii 21.300 €
Skoda Citigo 22.402 €
Volkswagen e-Up 22.803 €
Smart EQ forfour 25.150 €
Peugeot iOn 26.600 €
Citroën C-Zero 26.600 €
Renault ZOE 30.115 €
Volkswagen ID.3 29.950 €
Opel Corsa-e 31.200 €
Peugeot e-208 32.350 €
Mini 33.950 €
Honda e 33.590 €
Hyundai Kona 35.050 €
Kia e-Soul 36.225 €
DS 3 Crossback 38.350 €
BMW i3 40.600 €

Por lo tanto esto quiere decir que, aunque puede parecer caro, es un coche que está en precio respecto al resto de competidores.

Cuenta con una batería de 50 kWh.

Opel Corsa-e: con 136 CV

Este nuevo Opel Corsa-e se caracteriza porque cuenta con un motor eléctrico de 136 CV (100 kW), que destaca por su par de 260 Nm. desde el primer momento. Una potencia que también le permite situarse en la media de la categoría, en lo que a potencia se refiere:

Potencia
Peugeot iOn 67 CV
Citroën C-Zero 67 CV
Smart EQ fortwo 82 CV
Volkswagen e-Up 83 CV
Skoda Citigo 83 CV
Seat Mii 83 CV
Renault ZOE 109 CV
Volkswagen ID.3 126 CV
Peugeot e-208 136 CV
Opel Corsa-e 136 CV
Kia e-Soul 136 CV
Honda e 136 CV
Hyundai Kona 136 CV
DS 3 Crossback 136 CV
Mini 184 CV
BMW i3 170 CV
Kia e-Soul 204 CV
Hyundai Kona 204 CV

Batería y autonomía

En cuanto a la autonomía el Corsa-e logra una cifra de 337 kilómetros (según cifras de WLTP). Esta autonomía se consigue con una batería de 50 kWh (Opel ofrece una garantía de ocho años). La batería de 216 células está formada por 18 módulos de ion litio con refrigeración líquida, situados bajo los asientos y la consola central. Su peso es de 345 kilos.

A continuación se puede ver comparar la batería y autonomía del Opel Corsa-e respecto a otros competidores:

Batería Autonomía
Smart EQ fortwo 17,6 kWh 133 km
Peugeot iOn 14.5 kWh 150 km
Citroën C-Zero 14.5 kWh 150 km
Honda e 35.5 kWh 222 km
Volkswagen e-Up 36,8 kWh 258 km
Skoda Citigo 36,8 kWh 259 km
Seat Mii 36,8 kWh 259 km
Mini 32,6 kWh 270 km
Kia e-Soul 39,2 kWh 276 km
Hyundai Kona 39 kWh 289 km
Renault ZOE 41 kWh 300 km
DS 3 Crossback 50 kWh 300 km
BMW i3 42 kWh 310 km
Opel Corsa-e 50 kWh 337 km
Volkswagen ID.3 45 kWh 330 km
Peugeot e-208 50 kWh 340 km
Hyundai Kona 64 kWh 449 km
Kia e-Soul 64 kWh 452 km

Esta batería, además, admite cargas rápidas que, según Opel logran recargar hasta el 80% de su capacidad en apenas 30 minutos. Además, los usuarios, pueden ver el estado de la carga mediante la aplicación ‘myOpel’.

A ello hay que sumar también las prestaciones del modelo. En este sentido el Corsa-e ofrece una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos.

Asimismo, el conductor puede optar por uno de los tres modos de conducción: Normal, Eco y Sport. En el modo Sport aumenta la capacidad de respuesta de la conducción, mientras que en el Eco prevalece una mayor autonomía.

El Opel Corsa-e Cuenta con un motor de 136 CV.

Plataforma PSA

Otro de los aspectos a tener en cuenta de este modelo es que ha desarrollado sobre la nueva plataforma CMP o EMP1 del Grupo PSA. Recordamos este sentido que PSA (Peugeot-Citroën) compró Opel en 2017. De ahí que ahora el grupo PSA quiera extender las mismas plataformas a diferentes modelos, ya sean de la misma marca o de marcas del grupo.

Así, este Corsa comparte plataforma con otros modelos como el Peugeot e-208, el Peugeot e-2008 o el DS3 Crossback e-Tense, entre otros.

En este sentido, la compañía ha desarrollado dos plataformas flexibles multienergía, denominadas CMP y EMP2, que permiten fabricar en una misma cadena modelos de combustión (gasolina y diésel) y también eléctricos.

Así, la factoría del Grupo PSA en Vigo, en la que se monta el Peugeot e-2008, se trabaja con las dos plataformas, mientras que en Zaragoza se utiliza la CMP para producir el Opel Corsa-e. Esta plataforma también está instalada en Madrid para el ensamblaje de una versión «cero emisiones» de un vehículo que todavía no se ha desvelado.

El Opel Corsa-e parte de los 31.200 euros.

Equipamiento

El nuevo Opel Corsa-e tiene dos líneas de equipamiento de serie: Edition-e y Elegance-e. La versión probada es la Elegance-e. Incorpora de serie el freno de estacionamiento eléctrico, reconocimiento de señales, control adaptativo de velocidad de crucero, faros de led, frenada de emergencia, conexión a internet y llantas de aleación de 16 pulgadas, entre otros elementos.

En cuanto al tipo de cargador, desde Opel señalan que el cargador que viene de serie es uno convencional que permite enchufarlo en cualquier enchufe a 1,8 kW. Con este cable, no obstante, la batería se cargaría en unas 25 horas según los responsables de la marca.

Desde Opel afirman que con la financiación la marca regala a los clientes un cargador de 7,4 kW, si bien estos deberán realizar la instalación. Además, también señalan que con un cargador monofásico de 7,4 kW el coche se carga aproximadamente en 7 horas y 30 minutos y con uno trifásico de 11 kW la carga completa se realiza en 5 horas y 15 minutos.

Si el usuario opta por una carga rápida con 50 kW en una hroa se tiene el 80% mientras que si se va a una carga todavía más rápida de 100 kW el tiempo de carga es de 30 minutos.

Las ayudas del Plan Moves rondan los 8.000 euros.

Al volante

Llega el momento de ponernos al volante de este nuevo modelo. Por delante tenemos un recorrido de unos 120 kilómetros, principalmente por carreteras interurbanas. Nada más sentarnos al volante y arrancar el motor eléctrico... nos pasa lo de siempre con un coche de cero emisiones... ¿Estará arrancado?

Como no emite ruido alguno siempre tenemos esta incertidumbra inicial. Una vez que la solventamos y salimos con él, lo que más llama la atención es la suavidad de marcha. Es un coche cómodo, confortable y al ser eléctrico no se oye ruido alguno. Incluso el de rodadura está bien aislado.

Seguimos la marcha y es el momento de probar con los diferentes modos de conducción. Y sí hay una gran diferencia. Sobre todo cuando se pasa de un modo ECO al Sport, ya que comprobamos cómo el coche tiene mayor fuerza, más par y mejores prestaciones.

No obstante y en el modo intermedio, en Normal, nos parece que la dirección tiene una excesiva asistencia eléctrica. Nos resulta algo blanda, lo que se convierte en que no conozcamos todo lo que ocurre entre la carretera y nuestras ruedas.

Seguimos nuestro recorrido y aprovechamos para jugar con la palanca de cambios. Sobre todo para colocarla de D, que es la posición normal, a B, que es donde se produce una mayor desaceleración. Una posición de la palanca que se utiliza principalmente para recuperar algo de energía en bajadas.

Interior del Opel Corsa-e.

También nos ha llamado la atención el buen comportamiento del modelo. Desde Opel señalan que esto, en parte, se debe a que al estar las baterías en el suelo, el centro de gravedad es más bajo. La firma alemana señala que es un 10% más bajo. Y también, al contar con la estructura de las baterías también es más rígido.

Llega el final de la ruta y observamos el consumo del vehículo. Es la parte más interesante de la prueba. A un ritmo tranquilo y sin apenas conducción urbana, este Opel Corsa-e nos ha generado un consumo de unos 15 kWh. Se trata da una cifra más que razonable que nos asegura unos 300 kilómetros de autonomía.

¿Y cuánto cuesta recorrer con el Opel Corsa 100 kilómetros? Pues para responder a esta pregunta, todo dependerá de cuánto paguemos por la electricidad. En nuestro domicilio el precio del kWh es de 0,19 euros, lo que supone tiene un coste de 2,85 euros cada 100 kilómetros.

No obstante, aquellos que tengan unas tarifas más ventajosas (a 0,09 euros el kWh) estaríamos hablando de un coste de 1,35 euros por cada 100 kilómetros recorridos.

Las baterías están bajo los asientos.

Conclusión

El Opel Corsa-e es un coche razonable como eléctrico. Es un modelo que va bien, se conduce de forma muy suave, tiene un buen comportamiento, una habitabilidad razonable y un buen equipamiento. Quizás la dirección demasiado eléctrica, el pedal del freno esponjoso y la calidad de los materiales son, a nuestro juicio los aspectos más criticables.

Sin embargo, el principal escollo sigue siendo el precio. A pesar de las ayudas y los descuentos estamos hablando de 23.000 euros, una cifra que supera con creces al precio de un coche convencional. A ello hay que sumar la instalación del punto y las pocas estaciones de recarga que existen a día de hoy en nuestro país.

Valoración

Diseño: 8
Espacio interior y maletero: 7,5
Motor, cambio y prestaciones: 7,5
Confort y terminación: 7,5
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 7
Precio: 6

Puntuación final: 7,35