Málaga

Francisco de la Torre, alcalde Málaga, la sexta ciudad más grande de España y una de las grandes plazas municipales gobernadas por el Partido Popular, ha valorado este martes la solución acordada por el Gobierno central para seguir garantizando a los ayuntamientos los ingresos por el impuesto de plusvalías.

Noticias relacionadas

"Creo que es una solución que trata de acertar y espero que acierte", ha expresado el regidor malagueño al ser preguntado sobre la fórmula diseñada por el Ministerio de Hacienda. "Lo que se pretende es una solución constitucional, que no tenga debilidad", ha apuntado. Y ello sobre la base de que las corporaciones locales sigan percibiendo el tributo en las operaciones de compraventa en las que efectivamente haya un incremento de valor.

Pese a su aceptación del camino ahora trazado, De la Torre no ha escondido su crítica sobre la demora. "¿Qué se podría haber hecho antes? Es obvio y no habríamos tenido la debilidad y los interrogantes que ahora tenemos con la sentencia del Constitucional", ha afirmado.

El alcalde ha aplazado una opinión más extensa sobre el particular a conocer en profundidad el contenido de la medida. Con la misma, el Ejecutivo modifica el tributo tras la sentencia del Constitucional, del pasado 26 de octubre, que anulaba el esquema para determinar la base imponible del impuesto, que se exige a quienes hereden, reciban en donación o vendan un inmueble. 

Ahora los ciudadanos podrán podrá elegir la más favorable entre dos fórmulas de cálculo de la base imponible: una estimación objetiva parecida a la que hasta ahora estuvo en vigor, basada en valores catastrales y coeficientes que varían en función de los años transcurridos entre la adquisición del inmueble y su venta, y otra que toma como referencia la diferencia entre el precio real de compra y transmisión. 

Los datos manejados por el Ayuntamiento de la capital cifraban en 55,2 millones de euros el impacto que la supresión del impuesto, tras el fallo judicial, podría causar sobre las cuentas municipales.