Málaga

La empresa municipal de limpieza de Málaga, Limasam, tiene ya el camino expedito para activar antes de que finalice este mes de octubre la convocatoria interna con la que seleccionar a los ocupantes de 147 plazas fijas a tiempo parcial para sábados, domingos y festivos, a los que añadir 36 plazas para los sábados

Noticias relacionadas

La propuesta, que fue objeto de acuerdo la pasada semana entre la dirección de la sociedad municipal y el comité de empresa, ha recibido este miércoles el apoyo unánime de los grupos políticos representados en el consejo de administración.

De acuerdo con los detalles aportados a EL ESPAÑOL de Málaga por el PSOE y Adelante, la previsión es que una vez publicada la convocatoria, la incorporación del personal, en su condición de indefinidos, tenga lugar a principios de 2022.

Tanto la concejala socialista, Begoña Medina, como de Adelante, Paqui Macías, consideran que se trata de una actuación lógica dadas las condiciones en las que se encontraban los operarios de la antigua Limasa que venían realizando esos trabajos eventuales. 

"La decisión de optar por un concurso interno está más que justificada; algunos de estos trabajadores han venido realizando servicios durante doce y hasta quince años", han indicado, defendiendo que mediante este procedimiento se "dará respuesta a una situación claramente irregular".

A la espera de que se conozcan en detalle las bases que servirán de guía para este concurso, sí se sabe que un 40% de la puntuación total estará vinculada de manera directa a la experiencia de los candidatos.

Una maniobra con la que se busca premiar de manera clara a los empleados que ya venían realizando estas tareas en los últimos años de Limasa. El otro 60% queda ligado a la realización del examen. Esta circunstancia reduce de manera significativa las posibilidades de que cualquier integrante de la bolsa de Limasam, compuesta por 500 personas, pueda optar a ese puesto.

Rebajan a un 30% los objetivos

Otro de los asuntos tratados en el consejo de Limasam tiene que ver con los criterios que se van a tomar en consideración a la hora de vincular una parte de la paga de enero, valorada en 1.472 euros, al cumplimiento de unos objetivos por parte de los operarios.

En este punto, el acuerdo final alcanzado entre empresa y trabajadores rebaja a un 30%, diez puntos menos de lo inicialmente previsto, la parte de la paga relacionada con la productividad. El otro 70% se relaciona con el absentismo, de manera que la acumulación de faltas sin justificar traerá consigo una reducción de los ingresos. La aplicación completa se notará en la paga de 2022, que los operarios no percibirán hasta 2023.

Entre los elementos que se toman en consideración en la evaluación destacan la calidad y la cantidad del trabajo; la capacidad, habilidad y conocimiento del trabajo; el esfuerzo; la colaboración con los compañeros; o la puntualidad. La valoración se realizará de manera trimestral y cada uno de los empleados conocerá sus resultados. 

De otro lado, el consejo ha abordado la nueva licitación de la compra de unos 15.000 contenedores en la ciudad, lo que va a requerir de una inversión cercana a los 8 millones de euros. La propuesta ha contado con el rechazo de Adelante, que ha reclamado al gerente de la sociedad que justificase la razón por la que se opta por la compra y no por el arrendamiento de estos depósitos.