Málaga

El Ayuntamiento de Málaga vuelve a salir al mercado en el intento de contratar a una empresa para elaborar un catálogo de los edificios con pinturas murales. El objetivo de la Gerencia de Urbanismo es que el documento incluya los inmuebles en los que ya han sido recuperadas, aquellos en los que existen restos y aquellos otros en los que se sospecha pueden tenerlas ocultas.

Noticias relacionadas

Este paso adelante dado por la Gerencia de Urbanismo se produce cuatro meses después de que fracasase una primera convocatoria municipal. En ese caso, una vez finalizado el plazo fijado para la presentación de proposiciones, no hubo empresas interesadas.

Las condiciones fijadas en las bases del contrato situaban el plazo en 18 meses, con un precio de 12.396 euros (sin IVA). Y estos parámetros no varían en la nueva licitación ahora activada. Los interesados en concurrir a la misma tienen hasta el 30 de septiembre para presentar sus ofertas.

Entre las obligaciones que tendrá que asumir el futuro adjudicatario está la elaboración del catálogo tomando como referencia una ficha que deberá contener la identificación del bien, descripción de su localización física, contexto histórico, composición y valor patrimonial ampliado al inmueble que la ostenta; las características de fábrica, enfoscado, enlucido, pigmentos, motivos decorativos, así como medidas de restauración de carácter prioritario en caso necesario.

Una tarea a la que sumar la localización e inventariado de nuevos edificios que no exhibiendo restos visibles de pinturas, elementos ornamentales u otros recursos decorativos en sus fachadas, "se sospecha de su posible pervivencia por ser arquitectura de época barroca, a fin de su protección cautelar". 

Y todo ello con el fin de tratar de frenar la "desaparición" de estos edificios. En el propio pliego de condiciones se alude a ello. "La paulatina desaparición de los edificios pertenecientes a la época barroca malagueña, cuyas fachadas pueden incluir de forma oculta pinturas, elementos ornamentales, así como otros recursos decorativos, ponen a este singular patrimonio pictórico malagueño en serio riesgo de pérdida irreparable", recoge literalmente, justificando con ello la necesidad de contratar esta asistencia técnica.