Una noche de fiesta que terminó en una batalla campal. Y casi en tragedia. Los hechos se sucedieron la madrugada del sábado al domingo de este fin de semana en las inmediaciones de un local de copas. Uno de los involucrados llegó a perder la conciencia.

Noticias relacionadas

En torno a la una de la madrugada del pasado 18 de julio, la sala de Emergencias 112 recibió varias llamadas alertando de una reyerta. La pelea se estaba produciendo en la avenida Isaac Peral de la capital, a la salida de una discoteca de la zona. Hasta el lugar de los hechos se personaron varias patrullas de la Policía Local.

De acuerdo con las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL de Málaga, los agentes hallaron a un varón de 20 años de edad tirado en el suelo. Había perdido la consciencia. Según esta misma versión de los hechos, el joven habría recibido un golpe en la cabeza con un "objeto muy contundente", aparentemente, "una piedra".

La víctima fue trasladada en una ambulancia del servicio 061 hasta un hospital de la capital. De acuerdo con fuentes consultadas, el individuo requirió de numerosos puntos de sutura en el lugar donde habría recibido la agresión: "Era una herida muy aparatosa". 



Un joven grabó todo lo ocurrido y subió las imágenes a redes sociales. La rapidez de este medio provocó que se viralizara en pocos minutos, lo que permitió que la policía tuviese constancia de este suceso.

Los presuntos agresores se dieron a la fuga y están tratando de ser localizados por efectivos de la Policía Local de Málaga. Asimismo, estas informaciones se presentaron en diligencias policiales. La Policía Nacional ha iniciado una investigación para tratar de esclarecer los hechos.

Otra reyerta

En el lugar donde se habían producido los hechos anteriores, agentes de la policía local recorrieron el perímetro para tratar de encontrar nuevas pistas. En este sentido, se percataron de que se estaba produciendo una nueva agresión. Tres personas estaban golpeando a un joven, que "se defendía desde el suelo".

Ante esta situación, los agentes disolvieron la pelea. Auxiliaron a la víctima y tomaron declaración a sus agresores. Estos datos están siendo analizadas por la Policía Nacional. El joven agredido manifestó que se marchaba "por su propia cuenta" hacia un centro sanitario de la capital para ser atendido de las "leves lesiones" que presentaba.