Málaga

El Gobierno central no quiere edificios vacíos. Y siguiendo esta máxima trata de hacer el mayor negocio posible con aquellos inmuebles que han dejado de tener uso. Este es el caso de la antigua comisaría de la Policía Nacional de Vélez-Málaga, que acaba de poner en el mercado en la búsqueda de un comprador interesado en pagar, al menos, los 1.488.242 euros que pide de primeras.

Noticias relacionadas

Este local, según los datos oficiales manejados por la Gerencia de Infraestructuras y Equipamiento de la Seguridad del Estado (GIESE), tiene una superficie de 1.065 metros cuadrados. Una de sus bondades es su localización, en la Avenida de Andalucía, 3, del distrito de Torre del Mar. La fecha prevista para la primera subasta pública queda fijada el 8 de septiembre próximo.

El local, situado en la planta baja de un edificio de viviendas, quedó vacío con el traslado de las dependencias policiales a una nueva comisaría a principios del año pasado. El actual emplazamiento de los agentes tiene tres plantas sobre una parcela de 6.700 metros cuadrados. Tiene una superficie de 3.594 metros útiles y supuso una inversión de 2,7 millones de euros. 

La venta de este inmueble acaba de ser activada por el organismo estatal este miércoles, con la publicación del procedimiento en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Un anuncio del que no forma parte en exclusiva la propiedad de Málaga.

El listado elaborado por Giese incluye las antiguas dependencias de la Policía Nacional en Jerez de la Frontera, por 736.593 euros; la antigua comisaría de la Policía Nacional en Zaragoza, por 402.281; la antigua casa-cuartel de la Guardia Civil en A Pobra do Brollón (Lugo), por 124.076 euros; un solar en Arcos de la Frontera (Cádiz), por 441.818,10 euros, y las antiguas instalaciones de la Guardia Civil en el interior del castillo de Maqueda (Toledo), por 4.726.500,80 euros.