La concejala de Movilidad en el Ayuntamiento de Fuengirola (Málaga), Isabel González, ha anunciado este viernes, junto con el intendente jefe de la Policía Local, Antonio Hernández, que el Consistorio ha instalado aforadores de velocidad en tres puntos del paseo marítimo de la ciudad para reforzar las medidas de prevención y control de la circulación en esta arteria viaria.

Noticias relacionadas

El objetivo es analizar el flujo de tráfico de esta vía y poder reforzar los elementos de seguridad vial de la misma, según ha explicado.

La edil ha señalado que "llevamos años haciendo de Fuengirola una ciudad transitable para todos. Un espacio donde los peatones y los conductores de cualquier vehículo puedan circular de forma segura, como demuestran las numerosas iniciativas en materia de refuerzo de la seguridad vial que hemos puesto en marcha durante todos estos años. Aunque siempre estamos atentos a qué iniciativas pueden tomar para reforzar la seguridad vial", ha dicho, añadiendo que "este verano, la mayor afluencia de turistas nacionales que traían consigo su vehículo ha ocasionado saturaciones del tráfico, en ciertos momentos del día".

Por eso, ha continuado, "estamos analizando los datos de flujo de circulación, promedio de velocidad, así como el porcentaje de la tipología de sanciones impuestas para estudiar más medidas para mejorar la movilidad y la seguridad, en especial en el paseo marítimo, donde se concentraron más aglomeraciones".

Para llevar a cabo este estudio, la Policía Local ha colocado tres puntos de control de velocidad mediante aforadores. Estas herramientas detectan el número de vehículos que pasan por este punto, así como los kilómetros por hora a los que circulan, en uno u otro sentido, e informan al conductor de este dato en tiempo real.

Además, el dispositivo almacena estos datos y permite conocer a los responsables de la Unidad de Tráfico Municipal el porcentaje de utilitarios que transitan por el Paseo Marítimo a la velocidad permitida o por encima de ella.

"Hemos implantado el sistema hace unos días y los primeros datos nos indican que en torno al 80 por ciento de los vehículos que pasan por estos puntos lo hace por debajo de 30 kilómetros por hora, que es la velocidad máxima permitida desde hace muchos años en el paseo marítimo. El objetivo, una vez que pase un periodo más representativo, es analizar estos datos, los de siniestralidad e infracciones detectadas, para poner en marcha medidas que refuercen la seguridad de esta y otras zonas de la ciudad", ha manifestado.

Dispositivo especial de verano

En este sentido, González ha recordado que Fuengirola fue uno de los primeros municipios en rebajar la velocidad máxima en sus principales arterias viarias a 30 kilómetros por hora. Asimismo, el municipio cuenta con unos 25 kilómetros lineales de rutas ciclables, que son carriles de uso compartido con los coches en los que las bicicletas tienen prioridad.

Todas estas circunstancias están señalizadas conforme a la normativa y se completan con la creación de glorietas en su entramado urbano --que obligan a reducir la velocidad de circulación-- y numerosos pasos de peatones para facilitar el tránsito de personas por toda la ciudad.

De igual modo, con motivo del verano y la mayor afluencia de visitantes, la Policía Local ha establecido un dispositivo especial durante la época estival compuesto por hasta 38 agentes en total, entre policías de refuerzo y del servicio ordinario, que suman más de 11.500 horas de servicio extraordinarias. Está funcionando desde el pasado 15 de junio y estará vigente hasta el 15 de septiembre.

El operativo se reparte por todo el municipio, haciendo especial hincapié en las zonas más concurridas, como el centro de la ciudad o el propio paseo marítimo, y controla, entre otras cuestiones relacionadas con la seguridad ciudadana, posibles infracciones relacionadas con el tráfico. En este sentido, cabe señalar que desde principios de junio a finales de agosto, se han interpuesto por parte de Policía Local un total de 577 denuncias por exceso de velocidad, en los diferentes controles que se han realizado en la ciudad, principalmente en el Paseo Marítimo.

Según los datos del cuerpo local, en los meses de julio y agosto, los efectivos policiales fuengiroleños han interpuesto un promedio diario de algo más de 200 sanciones relacionadas con la seguridad vial. Una cifra que aumentó durante los fines de semana hasta las cerca de 400 multas.