Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos tenido que ir a algún lado solos, aunque no nos apeteciera, porque no teníamos a nadie que pudiera acompañarnos. También nos sentimos solos al cambiar de ciudad, como es el caso de Jesús Sánchez, un gaditano programador que se trasladó en el año 2018 a Málaga en busca de trabajo. Como buen deportista, salía a correr y, como no conocía a nadie en la ciudad, se sentía solo. De un momento a otro, una idea le vino a la cabeza: crear Alquifriend.

Noticias relacionadas

Esta aplicación sirve para alquilar amigos y alquilar amigas. Puedes alquilar un amigo o bien, puedes ofrecerte para ser alquilado por otras personas de tu ciudad. Desde la aplicación, señalan que el precio por hora está regulado. "Lo máximo que pueden pedir por hora son 50 euros. También tenemos el otro extremo, gente a la que le gusta mucho conocer amigos y no pide nada a cambio. Es el lema 'una buena amistad no tiene precio'", cuenta Sánchez.

Así, el portal solo es válido para personas que quieran entablar amistades, nunca se puede llegar más allá. En el caso de detectarse algún tipo de actitud sospechosa de posible caso de prostitución, el usuario es eliminado sin previo aviso. De igual forma, el equipo de la aplicación va vigilando cada paso que da el usuario dentro de la app, desde que se registra, para tratar de tener este tema controlado. "Nos fijamos mucho en la foto que ponen y su descripción para detectar estos casos", explica Sánchez.

La empresa nació en Málaga, pero en la actualidad, el equipo completo teletrabaja y están repartidos por toda España. "Al principio comenzamos aquí porque fue donde surgió la idea. Además, por ello, parte del equipo es malagueño", reconoce.

En la actualidad, dentro de la aplicación hay 7.500 personas que se ofrecen para "ser alquilados" y 6.000 que suelen alquilar. "Pese a que al principio creímos que iban a ser más hombres que mujeres, todo lo contrario. Tenemos a más chicas en nuestra aplicación, lo que fue una sorpresa", confiesa.

Además, los planes favoritos de los usuarios esta temporada son viajar e ir a la playa. "Mucha gente de interior se va a la playa y solicitan a alguien para que les acompañe y, además, les haga de guía turístico por la zona", detalla el creador de Alquifriend. Así, también hay propuestas más impactantes o sorprendentes más allá de esas más estivales, o acudir a bodas, bautizos y comuniones como acompañante. "Una vez una persona solicitó que alguien le acompañara a misa. Otros, suelen pedir a gente que les acompañe a una cita con el médico porque les da miedo acudir solos", cuenta Sánchez.

Cuando se le pregunta si es conocedor de algún caso de amistad que haya acabado en matrimonio, Sánchez se ríe y confiesa que no. "A veces, lo que sí que vemos es que algunas personas quedan tres veces y nunca más usan la aplicación, lo que indica, al menos, el comienzo de una bonita amistad", dice entre risas.

El éxito de este tipo de aplicaciones que van llegando en los últimos años a nuestro país y que llevan años arrasando en Japón, son reflejo de la sociedad que tenemos en la actualidad. Madrid y Barcelona, son las que más actividad tienen y deja intuir la soledad que hay las grandes ciudades, donde el ajetreo del trabajo a veces no da lugar a demasiada vida social.

A todo ello se le suman las redes sociales. Cuando una persona no sube lo bien que se lo pasa en eventos a ellas, la gente la juzga de antisocial o incluso de solitario. "Nos llegó una vez una solicitud de un chico que contrató a varias personas para acudir a su fiesta de cumpleaños y poder publicarlo en sus redes sociales", cuenta Sánchez.