Giro inesperado en los acontecimientos del Unicaja. Cuando todo hacía indicar que la plantilla se había cerrado con la incorporación de Michael Eric, finalmente hay una plaza vacante para el puesto de base una vez que Marco Spissu no ha completado el examen médico y no ha podido firmar su contrato con el club cajista, que iba a ser por dos temporadas.

Noticias relacionadas

Así lo ha anunciado la entidad de Los Guindos de manera inesperada esta noche de jueves, después de haber sido sometido a pruebas médicas durante el día. El base italiano, como el resto de sus compañeros, ha sido sometido al preceptivo examen médico antes de comenzar los entrenamientos.

"En vista de los resultados obtenidos en las diferentes pruebas realizadas, los servicios médicos del club han determinado que el jugador no es apto para formar parte de la plantilla del Unicaja, y por tanto su contrato no podrá entrar en vigor al incumplirse la condición de superación del reconocimiento médico", rezaba el comunicado del club verde.

"El club ha comunicado al jugador y a su club de origen, el Dinamo Sassari, esta circunstancia y que, lamentando mucho la situación y deseándole una pronta recuperación, Spissu no puede incorporarse a la disciplina de nuestro equipo", finalizaba.

Desde luego es un contratiempo ya que este fichaje estaba encaminado desde hace tiempo y cerrado desde hace unas semanas. De hecho, el club cajista iba a pagar una cláusula de salida al Dinamo Sassari, su club de origen. Spissu estuvo con su selección disputando los Juegos Olímpicos de Tokyo, pero no llegó a jugar ningún minuto. Tras ese evento se desplazó a Málaga, llegando en la jornada de este miércoles.

De hecho, Juanma Rodríguez, nuevo director deportivo del Unicaja, hizo referencia a la incorporación del italiano en su presentación del pasado martes. "Barreiro y Spissu son dos buenas incorporaciones. Me gusta el carácter competitivo del jugador italiano", comentó.

Ahora deberá acudir Unicaja al mercado para cerrar ese puesto de base, donde actualmente cuenta con Alberto Díaz y Jaime Fernández, que puede hacer también las funciones de escolta. La plantilla ya ha comenzado con los exámenes médicos y está previsto que este sábado se pongan a las órdenes de Fotis Katsikaris en el pabellón Martín Carpena.