El consejero de Educación de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, criticaba hace unos días al Gobierno de España por el retraso en la puesta en marcha del programa Educa en Digital. El convenio firmado con comunidades autónomas que se traducía en la región andaluza en un acuerdo por el que el Estado, a través de fondos europeos, dotaba con 80 millones al Gobierno regional. A cambio, Andalucía completaría la inversión con veinte.

Noticias relacionadas

La inversión de 100 millones de euros se transformaría en 175.000 dispositivos electrónicos para alumnos en riesgo de exclusión digital. Desde la Junta critican que el Gobierno no pusiera de su parte durante el curso 2020/2021. Entonces, el Gobierno andaluz puso en marcha ayudas para dotar al alumnado con necesidades con casi 100.000 ordenadores.

Ahora, la Junta ya tiene en su poder los 175.000 dispositivos del plan Educa en Digital y está comenzando a distribuirlos. Durante las próximas nueve semanas entregará 25.000 ordenadores a los centros educativos de la comunidad. "Pero llegan un curso tarde. En el curso anterior fue la Junta quien invirtió a pulmón para tratar de eliminar la brecha digital del alumnado", señala Antonio Segura, Director General de Formación del Profesorado e Innovación Educativa.

Hoy, la Junta está "alineando los nuevos dispositivos con los anteriores, que todos sean iguales. Hemos masterizado todos los ordenadores para uso educativo", indica Segura. Para la distribución del material, la Consejería de Educación realizó una encuesta entre el profesorado andaluz a través de Séneca, la aplicación de gestión de los centros: "Tenemos mucha información y es lo que nos permite llegar a todos los alumnos que están en riesgo de vulnerabilidad digital. Ahora estamos dando respuesta a la demanda que había con la llegada de los nuevos ordenadores".

El criterio de distribución, según apunta Segura, comienza en aquellas zonas de educación compensatoria, que es donde más necesidades hay. "Incluso, a los centros que no nos informaron sobre necesidades o en los que no hay, vamos a enviar un remanente de dispositivos. El curso de retraso en la recepción ha podido provocar cambios en las realidades de los centros".

Como apunta Segura: "Esta digitalización obligada nos cogió con el paso dado. En Andalucía estábamos realizando una estrategia para actualizar los centros. Nos encontramos con equipos que no arrancaban y que hacía años que no se actualizaban". Ahora, indica, está en marcha el I Plan de Innovación Educativa en Andalucía que lleva aparejado el Plan de Formación del Profesorado.

Andalucía, según los datos facilitados por el Gobierno regional, ha aumentado hasta "límites de récord" la inversión en Educación. Eso es lo que está permitiendo que desde la Consejería del ramo se prevea la creación de 50.000 nuevas aulas digitales. Además, se están desarrollando proyectos denominados Aulas del futuro, como la inaugurada en Lebrija en junio de este año.

Segura, además, saca pecho: "Andalucía tiene la mejor red de internet en sus centros educativos de toda Europa". Es el siguiente paso de un proyecto, el de aulas conectadas, que busca aumentar la calidad de la red en todos los centros.

A lo largo del inicio de este curso, que comienza en Primaria el viernes 10, y el 15 de septiembre en ESO, Bachillerato y FP, la Junta tendrá como desafío retomar la actividad con la mayor normalidad posible, siempre según las medidas consensuadas en la Comisión Interterritorial de Salud.