Interior de una vivienda de lujo.

Interior de una vivienda de lujo. Barnes Madrid

Observatorio de la vivienda

Los ciudadanos rusos se gastaron 273 millones de euros en viviendas en España los meses previos a la invasión

En el caso de los ciudadanos ucranianos, la cantidad mínima se sitúa alrededor de los 111 millones, según datos del segundo semestre de 2021. 

20 abril, 2022 02:25

Noticias relacionadas

Tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia, los ciudadanos de ambos países aceleraron la compra de vivienda en España. Y fue así ante el temor de un posible corralito bancario, sobre todo en Rusia. Pero ya, durante 2021, los ciudadanos de ambos países habían disparado este tipo de adquisiciones en España.

Así se desprende de la última estadística elaborada por el Consejo General del Notariado. Por ejemplo, y en el caso de la compra de vivienda libre por parte de ciudadanos rusos, el número de operaciones fue de 1.112 en el primer semestre, y 1.306 en el segundo semestre de 2021. Por tanto, se trata de un 19,3% más, y un 28,4% más respecto a idénticos periodos de 2020.

El precio medio del metro cuadrado de una vivienda adquirida por ciudadanos rusos en el segundo semestre fue de 2.091 euros. Si ponemos como ejemplo una vivienda de 100 metros cuadrados, pagarían casi 210.000 euros por la misma. Multiplicado por las ya citadas 1.306 operaciones, el desembolso estaría sobre los 273 millones de euros.

Una cifra que podría ser bastante superior si tenemos en cuenta que el comprador ruso suele optar por el mercado de lujo. Y suelen ser viviendas con más metros cuadrados.

Según explicó Gerard Marcet, socio de la consultora Laborde Marcet, a EL ESPAÑOL-Invertia, están interesados en locales "cuyo coste medio suele oscilar sobre el millón de euros". Si utilizamos esta cifra, la inversión superaría los 1.300 millones de euros.

Gasto de los ucranianos

En el caso de los ucranianos, el número de compraventas fue de 714 y 771 en el primer y segundo semestre, respectivamente. Se trata de incrementos del 23,3% y del 30,9% respecto a idénticos periodos del año anterior.

En su caso, el precio del metro cuadrado en el segundo semestre fue de 1.441 euros. Para esa casa de 100 metros cuadrados, pagarían más de 144.000 euros. Multiplicado por las 771 operaciones, el desembolso estaría sobre los 111 millones de euros.

Con las cifras de 2021, la compraventa de rusos y ucranianos se reactiva tras la pandemia. Desde el segundo semestre de 2018, los porcentajes año tras año habían sido negativos. En el caso de los ciudadanos rusos, en el último semestre de 2018 había sido de un -2,6%. Durante 2019, fueron caídas del -1,4% y del -3,1% en el primer y segundo semestre. Y, durante 2021, esos porcentajes fueron del -44,2% y del -30,3%, respectivamente.

Por lo que respecta a la compra de ucranianos, en el segundo semestre de 2018 se desinfló un -3,3%. Durante 2019, la caída del -3,9% del primer semestre, vino seguida de un crecimiento del 2,7% en el segundo semestre. Y, en 2020, los descensos fueron del -35,8% y del -25,3%, respectivamente.

El ruso compra más caro

A pesar de esta recuperación, los datos de compraventa de los ciudadanos de ambos países no recuperan los niveles de 2019. Es más, en ambos casos, son compraventas muy parecidas a las que efectuaron durante 2016.

Donde hay diferencia entre ambos es en el desembolso efectuado. El comprador ruso suele optar por el mercado de lujo. De ahí que gaste más que el ucraniano. Así, y durante el primer semestre, fue de 2.182 euros el metro cuadrado. Cifra que, en el segundo semestre, fue ligeramente inferior: 2.091 euros el metro cuadrado.

Las cantidades, cuando se habla de ucranianos, se reducen casi a la mitad. Así, fueron de 1.285 y 1.441 euros el metro cuadrado, respectivamente. En ambos casos, fueron muy parejas a las de 2020. Dicho de otra manera, la pandemia no influyó en las decisiones de gasto.

Otro dato relevante tiene que ver con que si fueron residentes, o no residentes, quienes adquirieron las viviendas. Quienes llevan la delantera, en el caso de ciudadanos rusos y ucranianos, son los residentes.

Así, los residentes ucranianos en España adquirieron el 82,8% del total de las viviendas frente al 17,2% de los no residentes. Por lo que respecta a los rusos, el 62,4% de las compraventas fueron llevadas a cabo por residentes, y el 37,6% por no residentes.

Como curiosidad, fueron los no residentes de ambos países quienes efectuaron un mayor desembolso. Los rusos pagaron 2.691 euros el metro cuadrado durante el primer semestre de 2021, mientras que esa cifra se situó en 2.522 euros en el segundo semestre. Por parte de los ucranianos, esas cantidades fueron de 2.241 euros y 2.158 euros, respectivamente.

En el caso de los residentes, las cifras fueron inferiores: 1.813 euros y 1.770 euros por parte de los rusos en el primer y segundo semestre, respectivamente; y 1.132 euros y 1.262 euros, por parte de los ucranianos.

Más allá de rusos y ucranianos, y según los datos del Consejo General del Notariado, la compraventa de vivienda libre por extranjeros se incrementó un 41,9% interanual en la segunda mitad de 2021. 

Fueron los británicos quienes más viviendas adquirieron durante el segundo semestre de 2021 (7.560, el 11,8% del total), seguidos por los alemanes (6.677, el 10,4%) y franceses (5.298, el 8,3%). El mayor incremento provino de los ciudadanos holandeses (104,1%), irlandeses (99,3%) y alemanes (84,9%).

Guerra Rusia -Ucrania