El Gobierno ha detallado este miércoles el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que ha enviado a Bruselas, donde uno de los pilares es la rehabilitación y regeneración urbana. La inversión total destinada a este ámbito asciende a 11.367 millones de euros hasta 2023, pero el 40% procederá de financiación privada.

Noticias relacionadas

El componente 2 del texto remitido a la Comisión Europea, titulado “Implementación de la Agenda Urbana española: Plan de rehabilitación y regeneración urbana”, especifica que 6.820 millones de euros procederán de las arcas públicas vía fondos Next Generation y los otros 4.547 millones de euros tendrán como origen la financiación privada, complementarios a la financiación ofrecida por el plan en forma de subvenciones.

El Plan de rehabilitación es una muestra más de la decidida apuesta por el Gobierno de coalición para afrontar el problema de la vivienda en España en toda su amplitud, con la colaboración de la empresa privada.

Parque viejo e ineficiente

El texto constata la imperiosa necesidad de adaptar el parque español de viviendas a las exigencias energéticas y de sostenibilidad asociadas a la realidad actual y los compromisos adquiridos en la lucha contra el cambio climático.

La actividad de rehabilitación ha experimentado un notable crecimiento entre 2017 y 2019, con un crecimiento en número de edificios rehabilitados del orden del 10% y en presupuesto del orden del 35%, según el análisis realizado para la elaboración de la Estrategia de rehabilitación a largo plazo (ERESEE). Sin embargo, el ritmo es aún “significativamente inferior al de países de nuestro entorno, e insuficiente para cumplir con los objetivos establecidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima y la ERESEE”.

Imagen de archivo de la rehabilitación de una vivienda.

Cerca del 45% de los edificios en España es anterior a 1980, tratándose de un porcentaje que se eleva hasta el 50% en el caso de los edificios de uso residencial, y una cifra de 9,7 millones de viviendas. A su vez, se estima que alrededor de un millón de viviendas están en estado deficiente, malo o ruinoso. En torno a diez millones de hogares necesitan una rehabilitación.

Al analizar la calidad de los edificios existentes a partir de las calificaciones energéticas, se observa que más del 81,0% de los edificios existentes se sitúan en las letras E, F o G, en términos de emisiones, aumentando dicho porcentaje hasta el 84,5% de los edificios en el caso del consumo energético, lo que pone de manifiesto el importante potencial de la rehabilitación energética.

De hecho, los edificios con la mejor calificación, la letra A, no alcanzan el 0,3% del total en el caso de las emisiones, y se sitúan en el 0,2% en el caso de consumo energético. A ello se suma que más de un 75% de los edificios residenciales no son accesibles y, de los que tienen cuatro plantas o más, alrededor de un 40% no dispone de ascensor.

En el ámbito de la rehabilitación, el objetivo de este plan es producir un sustancial incremento en el ritmo de renovación del parque edificado con modelos que, por su viabilidad técnica y financiera, se puedan sostener en el medio y largo plazo. De este modo, se lograría adelantar el cumplimiento de los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, en el marco de la Estrategia a largo plazo para la rehabilitación energética en el sector de la edificación en España (ERESEE).

En particular, el Gobierno estima que en el ámbito de la vivienda el impacto de las medidas de impulso de la rehabilitación permitirá una reducción media de consumo de energía primaria no renovable superior al 40% y asegurar la reducción de 6.319 miles de T de CO2 para el mismo año 2030, todo ello según la base de la Estrategia a Largo Plazo para una Economía Española Moderna, Competitiva y Climáticamente Neutra.

400.000 empleos

La rehabilitación de viviendas y regeneración urbana no solo es beneficiosa para reducir las emisiones renovar el parque residencial. También significa empleo y gran actividad económica para el país.

Se estima que la población que está ocupada en el sector de la rehabilitación representa actualmente en España el 2,2% del mercado de trabajo, el porcentaje más bajo de los principales países europeos, mientras que, en los principales países de nuestro entorno, como Italia, Alemania o Francia, este porcentaje se sitúa alrededor del 4%.

Con estos programas se contribuye a alcanzar el nivel de actividad de rehabilitación de estos países, en los ya que existen diferentes planes, para impulsar esta actividad, por lo que en conjunto el sector podría generar 400.000 nuevos empleos. En materia de PIB, se estima un crecimiento de 13.500 millones de euros.

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información