Una empresa holandesa desembarca en España para ofrecer una solución para favorecer el acceso a la vivienda de los jóvenes y evitar la okupación ilegal de edificios. Solo en 2021, busca 5.000 jóvenes para vivir de ‘guardians’ en inmuebles vacíos, ya sea de propietarios privados o públicos.

Noticias relacionadas

Hace dos semanas, el think tank académico Europa Ciudadana mostraba en su informe ‘El acceso a la vivienda en España: ¿qué hacer con el problema de la ocupación?’ el modelo holandés como un éxito en la lucha contra los okupas. Una de las medidas era la figura de las empresas de gestión de vacantes. Ha llegado la primera a nuestro país: Ideal Guardian.

En su presentación oficial ante los medios se define como una empresa que “contribuye a lograr un uso más justo del espacio para el conjunto de la sociedad”. Una misión que parte de la máxima de que “un inmueble vacío es un foco potencial de problemas” para lo que ofrecen “una solución eficaz y segura para evitar las consecuencias negativas para el conjunto de la sociedad de tener edificios vacíos”.

John Van Haaren, CEO de Ideal Guardian en España. Ideal Guardian

El CEO de la compañía en España, John van Haaren, explica que se trata de un win-win-win “porque se beneficia el propietario de edificios vacíos; se beneficia el guardian, que accede a una residencia temporal; y, en definitiva, se beneficia el entorno de ese edificio y por tanto el conjunto de la comunidad pues se evita un espacio vacío y las consecuencias que eso tiene desde el punto de vista social y económico”.

Desde su fundación en 1993, Ideal Guardian ha expandido su modelo de negocio por ocho países europeos (España es el noveno). Solo en Holanda tiene 50.000 ‘guardians’ y, como se ha indicado antes, el objetivo es alcanzar los 5.000 en nuestro país este año. En un primer momento ha abierto oficina en Madrid, pero planea hacerlo también en Barcelona, Valencia, Málaga y Sevilla próximamente.

¿Cómo ser un ‘guardian’?

No todo el mundo puede ser un ‘guardian’. Hay un proceso de selección tras apuntarse a través de la página web de la empresa. Tienen que cumplir una serie de requisitos, como mantener el espacio cuidado, limitación a invitar a personas y no hacer fiestas, ya que solo pueden usar el espacio que se les cede para vivir. En resumen, indica John van Haaren, “tenemos que saber de antemano que es gente responsable”.

El ‘guardian’ es consciente, y lo firma en el contrato con Ideal Guardian, que vivirá en ese inmueble entre seis meses y tres años. Eso sí, reconoce el directivo, “muchos ‘guardians’ que están con nosotros van de un edificio a otro”.

Todo esto lleva a que esta figura esté más enfocada hacia jóvenes, entre 25 y 30 años, estudiantes o desplazados temporales por trabajo. No admiten familias con niños por la molestia que supone el cambio constante de emplazamiento con el consiguiente cambio de colegio, etc.

Una vez que pasa la entrevista y todo está listo, el ‘guardian’ empieza a ser parte del servicio de la empresa. Ya instalado, Ideal Guardian mantiene un contacto fluido con él o ella, le hace una visita cada mes y conjuntamente comentan su estado y el entorno.

Los ‘guardians’ viven en el edificio y hacen una vida normal. Incluso pueden vivir varios en un mismo inmueble. Por ejemplo, esta compañía ha convertido una de las cuatro plantas de un edificio de oficinas en París en estudios para 20 ‘guardians’.

Una cuestión muy relevante: el dinero. Los ‘guardians’ tienen la posibilidad de acceder a un espacio para vivir de forma temporal a un precio muy reducido. Por seguir con el anterior ejemplo, en la Place de Vendome de París los ‘guardians’ que viven allí pagan 201 euros al mes.

Propiedad pública y privada

Aunque al pensar en edificios vacíos nos vienen a la mente bloques de pisos, el CEO en España de Ideal Guardian reconoce que en todos los países donde están presentes el cliente número uno es el sector público. “Con ellos solemos establecer acuerdos a largo plazo y nos van entrando y saliendo edificios; no solo edificios de oficinas, nuestros ‘guardians’ suelen vivir en oficinas, colegios, bibliotecas, etc.”. En ese sentido, asegura, “aquí en España queremos ser un socio estratégico de la Administración Pública”.

También hay que tener en cuenta que no todos los edificios son aptos para que vivan en ellos ‘guardians’. La compañía revisa el inmueble antes. Si no lo es, pueden convertirlo en habitable. De hecho, en caso de que no estuviera destinado a viviendas, piden a los bomberos que comprueben las vías de evacuación y su idoneidad.

Ideal Guardian no es una agencia inmobiliaria. “Nos encargamos de gestionar edificios vacíos conectando a un propietario que no quiere tener edificios vacíos con jóvenes y profesionales que buscan un espacio para vivir a bajo precio de forma temporal y están dispuestos a cuidar el inmueble”, advierte el CEO de la compañía en nuestro país.

Según las estadísticas oficiales del INE, el parque de viviendas vacías en España asciende a 3.443.365 unidades, lo que supone el 13,7% del total del parque nacional. Por otro lado, se calculan en torno a 15.000 edificios públicos inutilizados. Esto daría la oportunidad de alcanzar 150.000 ‘guardians’ en nuestro país. ¿Se animan?

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información