En los últimos años, se ha consolidado el número de empresas que disponen de un seguro de salud para sus empleados. Actualmente, ocho de cada diez compañías lo tienen contratado, según las cifras del 4º Barómetro de Seguros de Salud de Adeslas.

Noticias relacionadas

“Las empresas están adquiriendo un compromiso creciente con la salud de sus empleados”, ha dicho Javier Murillo, director general de SegurCaixa Adeslas, durante su intervención. “Es una fuente de atracción de talento y un factor de decisión para poder optar por una determinada compañía”.

De hecho, casi el 90% de las empresas considera importante ofrecer un seguro de salud a sus empleados, según el informe. Y hay más: el 65% de las compañías cree que ofrecerlo es más necesario ahora que antes. Y es que, la pandemia de la Covid-19 ha cambiado la actitud hacia el seguro de salud.

“La crisis sanitaria ha reforzado la importancia del tiempo, la comodidad y la flexibilidad. La rapidez para acceder al especialista es la ventaja más importante del seguro de salud privado en el contexto actual de la pandemia”, ha explicado Guillermo Belenchón, CCO Division Insights de Kantar España durante la presentación de los resultados.

“El seguro de salud ayuda a las compañías a atraer y retener talento”, ha continuado Belenchón. Según el barómetro, para el 62% de los empleados, que una empresa ofrezca un seguro de salud sería un elemento importante en su decisión para trabajar en ella. Empresas y trabajadores coinciden: “El seguro de salud es el beneficio más importante que puede ofrecer una empresa”.

Colaboración

El director general de SegurCaixa Adeslas ha llamado a apostar por la colaboración entre el sector público y privado. “Hay una necesidad imperiosa de utilizar todos los recursos”, ha indicado durante su intervención en el 9º Foro de Seguros de Salud Adeslas.

Y ha puesto como ejemplo el modelo Muface. “Nuestra compañía presta atención a alrededor de 900.000 mutualistas y familiares. Es un modelo que ha demostrado beneficios para todos: para el sector privado y para el público”, ha señalado.

Un modelo que funciona pero cuya financiación es “insuficiente”, ha recalcado Murillo. Cabe recordar que el próximo concierto, que durará hasta 2024, prevé un incremento progresivo de las primas. Una subida que, por ejemplo, no ha sido suficiente para Igualatorio de Cantabria (AXA), que no participará en el nuevo convenio.