Una de las políticas palanca del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia -que permitirán a España acceder a los fondos de New Generation EU- es el refuerzo del Sistema Nacional de Salud (SNS). Una partida que está dotada con 1.069 millones de euros, de los que el 74% se destinarán a renovar el parque tecnológico sanitario.

En concreto, España invertirá 792,1 millones de euros entre 2021 y 2022. Según argumenta el Gobierno en el documento dedicado a la partida sanitaria, nuestro país “representa un nivel de obsolescencia de estos equipos claramente superior a la media europea y un nivel de densidad de estos equipos por habitante inferior también a la existente en los países europeos”.

Para hacer frente a estos desequilibrios, la inversión se desplegará en dos ámbitos. Por un lado, la renovación. Por otro, la ampliación de equipos para equilibrar las diferencias interregionales y alcanzar progresivamente la media de la Unión Europea.

La vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, en 'Wake up, Spain!' Pablo Moreno

A lo largo de 2021, el Estado destinará 400 millones de euros a la renovación del parque tecnológico sanitario. Una cifra que ya se incluyó en los Presupuestos Generales del Estado para 2021, pero que se completará con un segundo tramo de inversión en 2022 que asciende a 392,1 millones.

El plan contempla la inclusión de Aceleradores Lineales, Tomografía Axial Computarizada (TAC), incluyendo los de planificación; Resonancia Magnética, Tomografía por Emisión de Positrones (PET), Tomografía por Emisión de Positrones y TAC (PET-TAC), Cámara Gamma, Equipo de Braquiterapia Digital, Angiografía Vascular, Angiografía Neurorradiológica y Sala de Hemodinámica.

‘Tirón de orejas’

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), en el segundo estudio de su análisis del gasto público, dio un ‘tirón de orejas’ a la sanidad española y su gestión. Y es que, el organismo alertó de la obsolescencia de la tecnología sanitaria española.

Según los cálculos de la AIReF, renovar los equipos costaría unos 608 millones de euros. Además, habría que sumar una inversión de 250 millones anuales para mantener el parque tecnológico renovado.

Para ello, la entidad independiente reclamó no supeditar esta planificación estratégica a la disponibilidad de fondos y fomentar estrategias de dotación y trabajo en red en los ámbitos regional y nacional.

Para fijar la inversión que se destinará a la renovación de la tecnología sanitaria, el Gobierno ha tenido en cuenta las cifras recogidas en este estudio elaborado por la AIRef, según se explica en la metodología de cálculo de la partida presupuestaria del Plan de Recuperación.

Mª Luz López-Carrasco, presidenta de Fenin

La propuesta por el Ejecutivo de Pedro Sánchez es la mitad de la cantidad prevista en las peticiones de la patronal de las empresas de tecnología sanitaria (Fenin). La organización estima que haría falta una inversión de 1.600 millones de euros a ejecutar en un periodo de cuatro años.

Las previsiones del Gobierno son invertir casi 800 millones de euros en la renovación del parque tecnológico sanitario entre 2021 y 2022, por lo que faltarían otros 800 millones para completar la cifra de Fenin.

Obsolescencia

El informe ‘Perfil tecnológico hospitalario y propuestas para la renovación de las tecnologías sanitarias’ elaborado por Fenin ponía de manifiesto que el 44% de los equipamientos hospitalarios españoles tiene más de 10 años, es decir, está obsoleto.

Una situación que es diferente según qué equipos y según las comunidades autónomas. Por ejemplo, más de la mitad de la tecnología hospitalaria de Castilla-La Mancha tiene más de 10 años, mientras que Aragón y Extremadura superan el 40%.

Otras medidas sanitarias del plan

Además de la renovación del parque tecnológico sanitario, la partida destinada al refuerzo del Sistema Nacional de Salud incluye otras cinco medidas.

Ordenadas por orden de inversión, en segundo lugar, estaría la creación del data lake sanitario, con una aportación de 100 millones de euros (9,35% sobre el total de la partida para sanidad). En tercera posición, el aumento de las capacidades de respuesta ante crisis sanitarias, dotado con 80,9 millones (7,57% del total).

Con el 5,8% del presupuesto, las acciones para reforzar la prevención y promoción de la salud, para las que se destinarán 62 millones. Y en el umbral del 1%, el plan para la racionalización del consumo de productos farmacéuticos y fomento de la sostenibilidad, con 20,8 millones; y la formación de profesionales sanitarios y recursos para compartir conocimiento, con 13,1 millones de euros.

Noticias relacionadas

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ SWG Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información