La farmacéutica AstraZeneca registró un beneficio neto de 1.562 millones de dólares (1.288 millones de euros) en el primer trimestre del año, un aumento del 108,2% frente al mismo periodo de 2020, según ha informado este viernes la compañía.



En un comunicado remitido a la Bolsa de Valores de Londres, la empresa ha indicado que el beneficio antes de impuestos llegó a 1.608 millones de dólares (1.326 millones de euros) entre enero y marzo, frente a los 935 millones de dólares (771 millones de euros) de ganancia en el mismo trimestre del año pasado.



Los ingresos totales se situaron en 7.320 millones de dólares (6.039 millones de euros), lo que supone un incremento del 15,2 % frente al primer trimestre de 2020.



De estos ingresos, 7.257 millones de dólares (5.987 millones de euros) correspondieron a ventas de productos farmacéuticos (un aumento del 14,9% frente al periodo anterior) y 63 millones de dólares (51,9 millones de euros) por colaboraciones (un 46,5% más).



Por su parte, los ingresos por su vacuna contra la Covid-19 se elevan hasta los 275 millones de dólares (226 millones de euros).



En cuanto a la deuda neta de la farmacéutica, esta se incrementó en 95 millones de dólares (78,3 millones de euros) hasta situarse en 12.205 millones de dólares (10.069 millones de euros) a 31 de marzo de 2021.



El consejero delegado de AstraZeneca, Pascal Soriot, ha destacado este viernes los "sólidos progresos" conseguidos por la farmacéutica en el primer trimestre del año y agregó que continúa avanzando en una cartera de importantes fármacos.



Además, Soriot ha resaltado que todas las regiones registraron un buen crecimiento, con una continua rentabilidad y generación de efectivo a pesar del continuo impacto negativo de la pandemia en los diagnósticos y los tratamientos de muchas dolencias.