El Gobierno ha gastado, hasta ahora, casi 1.900 millones de euros a la compra de vacunas contra la Covid-19. Así lo ha anunciado la ministra portavoz, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. 

Noticias relacionadas

Durante la reunión celebrada este martes, el Gobierno ha aprobado la compra de 17 millones de dosis adicionales de la vacuna de Moderna. De estas, "5,7 millones llegarán en el segundo trimestre y 11,3 en el tercero", ha explicado Montero. 

La compra de estas dosis adicionales se hace dentro del marco de negociación de la Comisión Europea. Fue el pasado 17 de febrero cuando Bruselás apróbo un segundo contrato con la farmacéutica Moderna por 150 millones de dosis adicionales, pudiendo ampliar la compra a 150 millones más en 2022.

El contrato original contemplaba la adquisición de hasta 160 millones de dosis, a las que se añadirán ahora los nuevos 300 millones. De esta cantidad, a nuestro país le corresponde alrededor del 10%, es decir, 30 millones de dosis.

Según ha señalado la ministra portavoz, el objeto del Gobierno "es seguir adquiriendo las dosis que se pongan a disposición para cumplir el objetivo de vacunación fijado". Es decir, alcanzar el 70% de población inmunizada tras el verano.

Almacenamiento

Además de esta nueva compra de vacunas, el Consejo de Ministros también ha aprobado la contratación, ya realizada por el procedimiento de emergencia, del servicio del almacenaje y distribución del antígeno de AstraZeneca por un importe de un millón de euros.

Esta contratación "posibilitará que los medicamentos lleguen con la calidad y agilidad requeridas a los puntos de reparto", ha dicho Montero.

Certificado de inmunidad

La ministra portavoz también ha anunciado que "en breve tendremos el certificado de inmunidad: con vacunación, enfermedad pasada o PCR reciente".

El objetivo de este certificado es "tener corredores seguros para posibilitar que el turismo se pueda reactivar sin poner en riesgo la seguridad del conjunto de los españoles".

Fue este mismo lunes cuando la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció que el próximo 17 de marzo presentará una propuesta legislativa para crear un "pasaporte digital verde" Covid-19 válido en toda la UE, cuyo objetivo es recuperar la movilidad y facilitar los viajes.