Mercedes Rivera Eduardo Ortega Socorro

Una de las tareas pendientes que dejará este 2020 para el Gobierno es la firma de un nuevo convenio con la patronal de la industria farmacéutica innovadora, Farmaindustria. Y es que la pandemia de la Covid-19 ha impedido avanzar en la negociación del pacto por el que se limita el gasto público de medicamentos.

Noticias relacionadas

Aunque las partes no se hayan sentado todavía a trabajar en este nuevo convenio, según ha podido saber Invertia, existe voluntad por parte de los Ministerios de Hacienda y Sanidad (los implicados en el acuerdo) de incluir las peticiones de la patronal.

Hasta ahora, en virtud del citado convenio, si el gasto público en medicamentos innovadores supera determinado límite de crecimiento basado en el PIB, la industria farmacéutica tiene que 'devolver' parte de lo pagado al Estado. Farmaindustria cifra esta devolución en hasta 400 millones de euros por los ciclos de 2018 y 2019.

Un investigador.

Sin embargo, esto no sería suficiente para la patronal. Con las circunstancias actuales derivadas de la crisis sanitaria, la industria del medicamento pide ir más allá de limitar el gasto farmacéutico.

De hecho, esperan que este asunto pueda abordarse a la vuelta de las vacaciones de Navidad, si la pandemia lo permite. Durante estos últimos meses, el Gobierno ha centrado todos sus esfuerzos en la crisis del coronavirus.

Cambios

El pacto entre el Gobierno y Farmacéutica nació con el Gobierno del Partido Popular. Sin embargo, ha tenido continuidad con el nuevo Ejecutivo. Un pacto que se ha ido prorrogando año tras años desde el pasado 2016 (primer año de aplicación).

Ahora, la patronal pide un acuerdo con miras a medio y largo plazo y adaptado a la situación actual de pandemia. Desde Farmaindustria están dispuestos a seguir colaborando con la Administración pública, aunque con modificaciones.

En la intervención del expresidente de la patronal, Martín Sellés, en la Comisión de Reconstrucción, pidió una estrategia a medio-largo plazo que parta de la visión del medicamento como inversión; que implique un mayor reconocimiento de la innovación y que vea el impacto positivo del medicamento innovador y la industria que lo produce.

Además, durante los meses de pandemia también ha surgido la preocupación, no solo en España, sino también en Europa, por la dependencia de terceros países para adquirir medicamentos esenciales.

Una fábrica de medicamentos.

Y es que, la producción se ha ido deslocalizando. Por ello, desde Farmaindustria proponen trabajar en este sentido, para recuperar la producción de estos fármacos. De hecho, nuestro país, tiene tradición de fabricación.

La inclusión de las compañías de medicamentos genéricos y biosimilares en el convenio es otra de las propuestas de la patronal. También Sanidad ha puesto sobre la mesa esta posibilidad.

Cabe recordar que, hasta ahora, este convenio, prorrogado en el último año, está planteado y firmado solo con la patronal de las empresas de medicamentos innovadores. Precisamente, la inclusión de genéricos y biosimilares fue una de las peticiones que hizo el expresidente de Farmaindustria, Martín Sellés, a finales de 2019.