Sevilla

En la periferia de Sevilla se sitúa el barrio obrero de El Cerro del #guila. Entre hileras de altos edificios y pequeños comercios se encuentra la estación de metro de Cocheras, una de la veintena que compone la única línea del Metro de Sevilla. Es en esa parada donde se ubica la central y su particular 'Gran Hermano'.

Noticias relacionadas

El metropolitano ya estaba aventajado ante las aglomeraciones de grandes eventos en la ciudad, como la Feria de Abril o la Semana Santa, pero la Covid-19 llegó por sorpresa y sin avisar. Con una demanda que no supera el 50%, los cerebros del Metro de Sevilla se pusieron manos a la obra tras su experiencia feriante y cofrade, según cuenta el director gerente, Jorge Maroto, en su entrevista a Invertia.

Así impulsaron el proyecto pionero que ya ha despertado el interés de otras capitales del país: un sistema de control capaz de visualizar y actuar ante posibles aglomeraciones. Más de 200 cámaras se convierten en los ojos de las 21 estaciones y 18 kilómetros del suburbano permitiendo conocer en directo el número de viajeros y la ocupación real de los andenes y vestíbulos.

El sistema es sencillo: un panel de control que permite que se visualicen todas las estaciones y una segunda pantalla que simula, como si de un semáforo, se tratara el nivel de ocupación. Según el color, cuya actualización es inmediata, la oferta se ajusta con el refuerzo de trenes dobles, lanzaderas o la apertura de tornos.

El director gerente de Metro de Sevilla, Jorge Maroto, en su entrevista con Invertia. Celia Arcos

A través del sistema inteligente, el circuito de videovigilancia analiza la ocupación en tiempo real para valorar en qué situación se encuentra cada zona. Además, adquiere conocimiento en función de la experiencia y se adapta a las condiciones de las grabaciones: luminosidad de las salidas o la distinción entre quienes esperan el metro y se bajan del mismo.

Seis cerebros dedicados a la innovación propia

Este proyecto nace del departamento técnico que guarda la estación de metro de Cocheras. El equipo está compuesto por seis expertos en billetaje, electrificación, sistemas de control, infraestructuras y telecomunicaciones y dan forma a las ideas que nacen y se quedan en Sevilla.

Además del sistema de control, este departamento también ha ideado la nueva forma de pago pionera. Ha incorporado el denominado EMV 'contactless' en el propio torno para que el usuario pague directamente su billete con la tarjeta de crédito o el teléfono móvil, una iniciativa novedosa en España que llega a Sevilla tras implantarse en Nueva York y Londres.

Sistema EMV contactless instalado en el torno del metro. Celia Arcos

Este proyecto sigue la estela de innovación del Metro de Sevilla que fue el primero en permitir la recarga del bono a través de internet para agilizar la movilidad en las estaciones. Todo ello, a juicio de Maroto, incentiva el uso del transporte público y reduce el impacto medioambiental con la reducción de la producción de los títulos de viaje.

La Covid-19 en el metro

Preguntado por las imágenes del abarrotado Metro de Madrid, el director del suburbano responde con un tono tranquilizador que esas situaciones no se dan en la capital hispalense. En este sentido, alerta de que en el mes de marzo la demanda cayó al 2% y su pico más alto se logró a principios de agosto al alcanzar el 60%.

El auge del teletrabajo, el inicio tardío de las clases en las universidades o la vigencia de los ERTE son algunas de las razones de la caída de la demanda. A todo ello se suma el aumento del uso del vehículo propio, una opción que se repite pese a que el Metro de Sevilla ha inculcado una rutina de limpieza y desinfección de sus trenes y estaciones.

Entre la nueva normalidad del metro destacan las máquinas expendedoras. La comida y las bebidas han sido sustituidas por mascarillas desechables y gel hidroalcohólico, un paisaje que parece que ha llegado para quedarse.