La crisis del coronavirus ha impactado también en el negocio de los seguros de coches, que durante los meses más duros de confinamiento se han enfrentado a un escenario inédito para el sector: menores gastos al disminuir la siniestralidad, pero también un número menor de contrataciones de pólizas.

Noticias relacionadas

Aunque los clientes han seguido pagando religiosamente su seguro, como establece la ley, la contratación de nuevos productos se estancó durante el estado de alarma. La vuelta a la normalidad ha dado un respiro al sector, especialmente con el mayor uso de vehículos privados por parte de quienes no quieren, por ejemplo, acudir al trabajo en transporte público por miedo a los contagios.

Sin embargo, los datos de ventas de coches reflejan que aún queda mucho para recuperar niveles previos a la crisis. Según datos de Anfac, hasta el 31 de agosto de 2020 se han matriculado en España cerca de 525.000 coches, lo que supone una caída del 40,6% respecto al mismo período del año pasado. Y a menos coches nuevos, menos seguros contratados.

En busca de alternativas

La industria del seguro de autos ha intentado reinventarse para hacer frente a la crisis en estos últimos meses. Pero casi todas las medidas han estado enfocadas a ayudar a los clientes afectados por la pandemia, más que al lanzamiento de nuevos productos que se ajusten a la 'nueva normalidad'.

En concreto, la mayoría de aseguradoras, incluidas gigantes del sector como Mutua Madrileña, Mapfre o Línea Directa, tomaron medidas como asumir el pago de parte de la cuota del seguro, aumentar los plazos de las primas o incluso permitiendo a determinados clientes pasar el seguro a todo riesgo a otro de terceros. También se ha apostado por descontar de las pólizas de pymes y autónomos parte de las primas que cubrían su actividad profesional durante el estado el alarma.

En medio de esta vorágine de medidas de ayuda, la aseguradora tecnológica Hello Auto ha dado un paso al frente con el lanzamiento de un nuevo seguro que puede marcar el camino al resto del sector en los próximos meses. Se trata de un seguro de coche por uso, imitando un modelo similar al de Netflix en contenido en 'streaming' o al de Spotify con la música.

En concreto, la nueva póliza Hello Auto Flex ofrece al cliente pagar solo por lo que conduce, con una cuota mensual que parte 9,99 euros al mes (que a lo largo de un año quedaría en 119,88 euros), más un pago adicional por cada día que utilice su vehículo. Es decir, si un día no conduce, estaría ahorrando en su cuota final.

Manuel Santiago, cofundador y presidente de Hello Auto.

Ahorro para conductores esporádicos

Ese pago adicional por uso es de 0,49 euros, sin que las coberturas o garantías se reduzcan en ningún momento. Como en el resto de seguros, la parte fija del pago dependerá de factores como la marca, potencia, motor del vehículo, edad del conductor, historial de siniestros, etc. Pero el sistema para calcular el pago por días es el mismo en todos los casos, con lo que el coste variará según se use más o menos el coche.

“Con este nuevo producto, los conductores tendrán la capacidad, por primera vez, de elegir ellos mismos cuánto quieren ahorrar en su seguro de coche, puesto que su importe final dependerá principalmente del uso que hagan de su vehículo”, explica explica Manuel Santiago, cofundador y presidente de Hello Auto.

La empresa sabrá cuántas veces ha circulado el automóvil gracias al dispositivo Hello Auto Connect que se instala en el vehículo del asegurado de forma gratuita. La firma ofrece este copiloto inteligente a todos sus asegurados. Entre sus funciones, destaca la geolocalización, servicio de wifi, avisador de radares, avisos al centro nacional de emergencias en caso de accidente, etc.

Este dispositivo inteligente permite valorar una serie de parámetros que indican a la aseguradora si la conducción es segura o peligrosa y, si el conductor lo hace bien, Hello Auto calcula que se puede ahorrar hasta un 50% del seguro.