Imagen de una captura de vídeo que muestra los datos que recoge Tesla.

Imagen de una captura de vídeo que muestra los datos que recoge Tesla.

Coches

Tesla Dojo: la 'bestia' informática que permitirá que los coches sean más autónomos

Elon Musk afirma que está avanzando en el desarrollo de Dojo, una red neuronal artificial de computación que permitirá analizar cantidades ingentes de vídeo para mejorar la conducción semiautónoma.

15 agosto, 2020 10:33

Noticias relacionadas

Tesla continúa avanzando en su intención de fabricar coches 100% autónomos en los próximos años. En esta ocasión, el último avance que hemos conocido por parte de este fabricante de eléctricos ha sido anunciado hace solo unas horas por el propio Elon Musk en su cuenta de Twitter.

En concreto, el presidente de esta compañía de coches eléctricos ha señalado que “Tesla está desarrollando una red neuronal artificial de computación llamada Dojo”. “Esta red, continúa Musk, puede procesar cantidades enormes de datos de vídeo. Es una bestia”.

De confirmarse este desarrollo tecnológico que, según el propio Musk, estaría disponible en un lanzamiento “público limitado en seis o 10 semanas”, podría ser un avance en el sistema ‘Autopilot’ que incorporan los Tesla.

Este avance no quiere decir, no obstante, que la conducción autónoma esté a la vuelta de la esquina. Nada de eso. De hecho, de los cinco posibles niveles de conducción autónoma que existen definidos, a día de hoy seguimos en el Nivel 2 y todavía no hay visos de que podamos pasar ‘legalmente’ a un nivel 3 que significa poder conducir sin intervención en autopistas, sin cambio de carril y a una velocidad que ronda los 60 km/h.

Recordamos en este sentido que Audi anunció hace ya varios años que el Audi A8 podía incorporar el Nivel 3 de conducción autónoma y, sin embargo, todavía continúa sin ser aprobado legalmente.

No obstante, estos impedimentos legales no quitan el sueño a Elon Musk que sigue mejorando y evolucionando el corazón tecnológico de sus coches.

En concreto, con esta nueva red neuronal artificial denominada Dojo, lo que podría mejorar es la forma en la que funciona el Autopilot a día de hoy en Tesla. Este sistema, según la compañía está funcionando en “2.5D” y lo que Elon Musk pretende es realizar una actualización para que pueda funcionar en “4D”.

De esta manera, el funcionamiento del sistema estaría basado en la recopilación de cantidades ingentes de vídeo que gracias a la nueva tecnología Dojo se podría analizar de forma mucho más rápida gracias a la nueva arquitectura permitiendo una mejora sustancial del sistema de conducción semiautónoma.

De hecho, el propio Musk en su cuenta de la red social señala que ha podido conducir su coche sin que este haya realizado “intervenciones entre la casa y el trabajo”. Eso sí, este avance todavía no permite a Tesla superar su principal enemigo: las rotondas. Según Musk el Autopilot “no podrá tomar a la perfección las rotondas al principio, pero sí lo podrá hacer a partir de un año en todo el mundo donde hay un billón de intersecciones extrañas”.

Así es el Tesla Model Y que todavía no ha llegado a Europa.

Así es el Tesla Model Y que todavía no ha llegado a Europa.

Todavía no es conducción autónoma

Si bien tenemos que reconocer que los coches Tesla son los que tienen un sistema de conducción semiautónoma bastante evolucionado también hay que dejar claro que no estamos hablando de una conducción autónoma real.

Es algo que puede llegar a confusión con el término ‘Autopilot’ o ‘Piloto Automático’ que la propia marca comercializa. Recordamos en este sentido que, a mediados de julio, un tribunal alemán ya prohibó a Tesla usar en publicidad del concepto de 'piloto automático', al considerar que la compañía presidida por Elon Musk no tiene la tecnología necesaria para cumplir esos objetivos.

Este tribunal de Munich también discrepó con otra serie de declaraciones publicitarias utilizadas por Tesla en relación con la conducción autónoma, después de que la Agencia Alemana para Combatir la Competencia Desleal hubiese denunciado estas acciones.

La organización consideraba que Tesla había dado la impresión de que, entre otras cosas, sus coches con asistencia al conductor podrían y deberían poder conducir de manera autónoma a finales de 2019.

Sin embargo, estos vehículos no tenían la tecnología necesaria para conducir de manera autónoma ni están legalmente autorizados para hacerlo en Alemania, lo que llevó a los demandantes a afirmar que era publicidad engañosa.

Ingente cantidad de datos

Una de las claves de la conducción autónoma es la ingente cantidad de datos que tiene que procesar el vehículo que, incluso, tiene que comunicar, ya sea con la nube, con otros vehículos o con otras infraestructuras.

Tal es así que incluso ya se estaría hablando de la necesidad de tener una red de datos más potente con la llegada del 6G. En este sentido Corea del Sur ya ha anunciado la próxima generación de redes de datos 6G y que lanzará un proyecto piloto el año 2026 que será 50 veces más rápido que las conexiones actuales 5G, llegando a velocidades de 1TB por segundo.

En este sentido, Corea del Sur espera comercializar su próxima generación 6G entre 2028 y 2030, como ha asegurado el primer ministro del país asiático, Chung Se-kyun. Una tecnología, el 6G, que está enfocado en tecnología sanitaria, contenido inmersivo, conducción autónoma, ciudades inteligentes y fabricación inteligente.

Las nuevas redes de datos 6G prometen ser 50 veces más rápidas que las actuales 5G, con velocidades de transmisión de hasta 1TB por segundo y una reducción de la latencia hasta los 0,1 milisegundos, diez veces menor que la del 5G.