Cuatro grandes bancos copan el negocio de la gestión discrecional de fondos en España. Este servicio, que la banca y las aseguradoras llevan impulsando desde 2017 como prolegómeno a la normativa europea MiFID II que entró en vigor en 2018, está controlado en un 85% por CaixaBank (donde ya se incluye Bankia), BBVA, Santander y Kutxabank.

Noticias relacionadas

La gestión delegada de fondos de inversión mueve más de 88.650 millones de euros a través de 846.981 contratos. Pues bien, estos cuatro gigantes de la banca aglutinan por sí solos 75.245 millones. Así se desprende de las últimas estadísticas de Inverco acerca de la gestión discrecional de carteras y la distribución de IIC en nuestro país, siendo la primera vez que la patronal de las gestoras proporciona cifras detalladas por entidades.

CaixaBank es quien manda en este negocio, con más de 32.200 millones, a los que hay que sumar otros casi 6.250 millones de Bankia tras su integración. Por tanto, el grupo de origen catalán es responsable de, prácticamente, 38.450 millones. Esto es, de más de cuatro de cada diez euros que se administran por la vía de estos contratos delegados.

Le siguen BBVA, con 15.890 millones; Santander, con unos 11.670 millones, y el vasco Kutxabank con cerca de 9.240 millones.

Según Inverco, los fondos de inversión que los clientes tienen en sus carteras se distribuyen por tres vías: comercialización (43,8%); asesoramiento (30,1%), aunque la mayoría es no independiente, y gestión discrecional de carteras (26,1%). Las mayores redes financieras están reconvirtiéndose para que el tercero de estos servicios cobre cada vez más protagonismo y termine siendo el primero, desplazando la ejecución pura de fondos al último puesto.

Arquitectura no tan abierta

No obstante, pese a que la directiva MiFID II y los nuevos agentes del mercado persiguen una mayor arquitectura abierta de productos, que es cuando una entidad financiera distribuye productos de terceras firmas, lo cierto es que la banca sigue siendo un mundo muy endogámico.

A nivel general, el porcentaje de fondos de terceros comercializados por parte de las entidades españolas era del 23,6% del total de lo que se distribuía a cierre de 2020, mientras que en el interior de las carteras discrecionales de fondos, la cuota de los fondos externos al propio grupo no sobrepasa el 35%.

En los tres primeros meses del año, el volumen de las carteras delegadas se ha incrementado en un 7%. La estimación de la patronal es que este servicio supone hoy día en torno a 92.000 millones de euros, si se le añaden las entidades que no le facilitan los datos a Inverco.

Otros jugadores relevantes en la gestión discrecional de fondos de inversión son Ibercaja, con casi 4.740 millones; Banco Sabadell, cerca de 2.790 millones; EDM (Grupo Mutua), 1.745 millones, o Bankinter, con 1.425 millones de euros.

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información