Citadel retoma su apuesta bajista contra IAG tres meses después. El hedge fund que en abril redujo su posición corta sobre el grupo de aerolíneas la rearma ahora con un 0,51% de su capital social. Un regreso que coincide con el alivio de restricciones a los viajes en Reino Unido pero con el incremento de contagios por la variante Delta de la Covid-19.

Noticias relacionadas

La posición corta que ahora declara Citadel Europe equivale a una inversión de 46,62 millones de euros en función de la actual cotización de IAG en la bolsa española. No obstante, desde que alcanzó esta posición el pasado 16 de julio, según ha señalado en su declaración a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el grupo hispano-británico acumula un recorte de capitalización del 5%.

El hedge fund que capitanea el estadounidense Kenneth C. Griffin entró con posiciones cortas en IAG el pasado febrero, casi un año después del estallido de la crisis del coronavirus en Europa. Con la toma de un 0,57% del capital por aquel entonces se convirtió en el primer bajista relevante en apostar contra la matriz de Iberia en su más de una década de trayectoria bursátil.

Vuelven las dudas

A lo largo de este periodo, llegó a incrementar su peso hasta un 0,8% del capital. Una cota que ahora queda muy lejos de su actual asedio, que además ejerce en solitario. Esto se debe a que los también bajistas de D.E. Shaw & Co se mantienen por debajo de la cota del 0,5% del capital que señala el supervisor desde el pasado mayo.

Las dudas sobre la solvencia y la agilidad de la recuperación económica que ha introducido la ágil propagación de la variante Delta del coronavirus, especialmente en lo que se refiere al retorno a la normalidad del sector turístico, siguen vapuleando la cotización del grupo hispano-británico. Nulo ha sido el efecto del levantamiento de restricciones en Reino Unido sobre la gráfica de la aerolínea.

En este escenario, Citadel repite con una inversión bajista superior al 0,5% del capital de IAG. Una circunstancia que hasta su irrupción hace cinco meses no había sufrido desde su estreno como grupo cotizado, en enero de 2011. La compañía había permanecido 10 años libre del asedio de cortos relevantes, pero la Covid-19 rompió la racha.