Citadel vuelve a ampliar su apuesta bajista contra IAG. El hedge fund ya aglutina un 0,72% del capital social del grupo de aerolíneas, lo que supone un 29,8% más que cuando estrenó sus posiciones hace solo una semana. Este paquete supone una valoración de 65,5 millones de euros a precios de mercado.

Noticias relacionadas

Desde que estrenó posiciones cortas hace 12 días -el 4 de febrero-, el fondo especulativo ha comunicado dos incrementos de cartera. El más reciente de ellos, que se ha notificado ahora a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tuvo lugar el pasado 12 de febrero, fecha en la que se engordó la apuesta bajista desde el 0,6% del capital de IAG al 0,72% que declara en la actualidad.

En los primeros siete días hábiles de bolsa desde que el hedge fund que capitanea el estadounidense Kenneth C. Griffin entró con posiciones cortas en IAG, sus acciones se han subido un 1,6%. Una remontada que a sus gestores parece antojárseles más motivo para ampliar cartera en un valor que, pese a estos avances, acumula pérdidas del 63% en bolsa a lo largo de los últimos 12 meses.

Una década libre

Las dudas sobre la solvencia y la agilidad de la recuperación económica, más concretamente en la vuelta a la normalidad del sector turístico, siguen vapuleando la cotización del grupo hispano-británico. Lo mismo, en sentido alcista, cuando se producen novedades sobre el avance de las campañas de vacunación en las economías desarrolladas, verdaderos motores de los viajes de larga distancia y de negocios.

En este escenario, Citadel se ha convertido en el primer inversor en notificar una inversión bajista superior al 0,5% del capital de IAG desde su estreno como grupo cotizado, en enero de 2011. La compañía hispano-británica había permanecido 10 años libre del asedio de cortos relevantes, pero la Covid-19 ha roto la racha.

Mientras las previsiones de inmunidad parecen cada vez más cercanas, los cortes o recortes momentáneos de suministro de algunas vacunas, como los anunciados por Moderna este mismo martes, siguen sobresaltando al sector. Además, siguen vigentes los cierres de fronteras establecidos o reforzados en las últimas semanas para evitar la expansión de las nuevas cepas del coronavirus.

El pasado 20 de enero, IAG informó que su rama española Iberia había llegado a un acuerdo para reducir a la mitad la factura a abonar por la compra de Air Europa, que se quedaría en 500 millones de euros. Además, se ha acordó retrasar la liquidación de la operación hasta los siguientes seis años desde la firma de su cierre, prevista para finales de año.

Afloja en Sacyr

En paralelo, Citadel Europe también ha notificado cambios en su posición bajista en Sacyr, aunque esta vez a menos. El fondo declara un 1,29% de la concesionaria, lo que supone 10 puntos menos que a finales de enero, cuando notificó su último cambio de cortos a la CNMV.

Esta participación supone una inversión de 15,64 millones de euros al tomar como referencia el precio de mercado de la presidida por Manuel Manrique. En este caso, la posición corta de Citadel se remonta a abril de 2019. En este tiempo ha alcanzado máximos en el 1,71% de su capital social, cota que marcó en septiembre del año pasado.