IAG se apuntaba subidas de hasta el 2,8% en los 1,84 euros por acción este miércoles después de haber dejado a la mitad la factura de la compra de su rival español Air Europa. Los inversores premian, aunque sin euforia, los términos de la operación comunicados por el grupo hispano-británico en la pasada madrugada.

Noticias relacionadas

Una información privilegiada remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a las 00:20 horas de Madrid daba cuenta de estos términos, algunos de los cuales ya fueron adelantados el pasado diciembre por Juan José Hidalgo, el presidente de Globalia, la cabecera de Air Europa. Un factor que habría ayudado a descontar ya en bolsa parte de los mismos.

Finalmente, la rama española del grupo de aviación, Iberia, abonará 500 millones de euros por Air Europa. Una cifra que supone la mitad de lo acordado con la familia Hidalgo inicialmente, en noviembre de 2019. Además, se ha acordado que la operación no se liquide hasta los siguientes seis años desde que se firme el cierre de la misma, lo que está previsto que ocurra antes de acabar el año.

Condiciones

A pesar de las noticias amables para el balance de IAG en un momento especialmente sensible para el sector, la presión compradora iba a menos conforme avanzaba la sesión y al cierre solo conservaba avances del 1,56% hasta los 1,82 euros, en quinta posición de la tabla de revalorizaciones del Ibex 35. En el último año, la compañía sufre un retroceso del 63% en bolsa.

Entre otros detalles, se han señalado dos condiciones para que la compra finalmente se consume. La primera de ella es que llegue el visto bueno de las autoridades de Competencia. La segunda es que también haya un acuerdo con la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) que, actualmente, es accionista de Air Europa tras haberle facilitado ayudas de emergencia por 475 millones de euros a modo de un doble préstamo.