Iberia ha logrado cerrar la compra de Air Europa por 500 millones de euros. Una cifra que supone la mitad de lo acordado con la familia Hidalgo allá por noviembre de 2019. Un acuerdo que se alcanzó meses antes de que estallara la pandemia de la Covid-19, obligando a paralizar el turismo y llevando a la división aérea de Globalia al límite.

Noticias relacionadas

La aerolínea de IAG, grupo que lidera el español Luis Gallego, ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la operación se pagará durante los próximos seis años desde que se firme el cierre de la misma. ¿Cuándo ocurrirá? Pues desde IAG consideran que es posible que esté lista antes de acabar el año. 

Para que eso ocurra se necesitan dos cosas: el visto bueno de las autoriades de Competencia, pero también que haya un acuerdo con la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) que, actualmente, es accionista de Air Europa tras haberle facilitado unas ayudas de 475 millones de euros en forma de rescate. 

Negociar con SEPI

En concreto, IAG explica que espera iniciar "en el corto plazo" las conversaciones con la SEPI "en relación con las condiciones no financieras asociadas al apoyo financiero proporcionado a Air Europa durante 2020".

Sea como sea, para IAG la unión de Iberia y Air Europa será totalmente beneficiosa para ambas. Y es que el grupo confía en que se "generen sinergias significativas de costes e ingresos, similares a las originalmente previstas y que ahora se esperan alcanzar en 2026".

Además, la estimación dice que la contribución positiva a resultados se producirá en el primer año completo después del cierre de la operación. No sólo eso, existe confianza en que se generen retornos sobre el capital invertido en línea con los alcanzados históricamente por IAG antes de los próximos seis años. 

Comisión Europea

La operación podría estar concluida en el segundo semestre de 2021, y está sujeta a la aprobación por parte de la Comisión Europea y a alcanzar un acuerdo con  la SEPI en relación con ciertas condiciones asociadas al apoyo financiero proporcionado a Air Europa durante 2020. 

Iberia tiene la intención de iniciar dichas conversaciones en breve. Pero mientras tanto, Iberia seguirá compitiendo con Air Europa en todos los mercados, como hasta ahora.

La Comisión Europea, por su parte, tendrá que evaluar el efecto que tendrían en cada ruta los posibles solapamientos, entre otras cuestiones. Iberia y Air Europa coinciden en unas 50 rutas nacionales e internacionales.

Así, IAG adquirirá Air Europa en un momento en que la recuperación de los viajes aéreos podría ser significativa con el despliegue de las vacunas Covid-19 en todo el mundo.

Se espera que las salidas netas de caja de esta transacción a IAG sean mínimas en 2021 y que los flujos netos de efectivo sean positivos hasta al menos el reembolso del préstamo de SEPI en 2026 cuando se espera que las sinergias de fusión alcancen su pleno rendimiento.

Gallego, contento

Así lo explica Luis Gallego, consejero delegado de IAG, quien se muestra satisfecho con las condiciones acordadas con Globalia ya que  "el pago se realizará bien entrada la recuperación esperada en los viajes aéreos tras el final de la pandemia y cuando esperamos estar obteniendo sinergias significativas como resultado de la transacción".

La aerolínea de IAG y la familia Hidalgo llevaban negociando desde hace meses el precio de cierre para la compra de Air Europa. Una operación que se considera "estratégica" por parte de Iberia, tal y como ha destacado en innumerables ocasiones su expresidente, Luis Gallego.

Con esta compra, el objetivo del grupo es crear un gran hub en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas que permita garantizar la españolidad del mismo, y que sirva como puerta para las conexiones con Europa, América Latina y Asia. Unos destinos que serán los ejes centrales de negocio para IAG en los próximos años. 

Rescate de la SEPI

En noviembre de 2019, el anuncio elevaba a 1.000 millones de euros la operación de compra, pero la situación provocada por la pandemia ha obligado a Globalia a pedir un rescate a la SEPI por 475 millones de euros. Una cantidad que se reparte entre un préstamo participativo por 240 millones y un préstamo ordinario de 235 millones de euros.

Ambos préstamos están avalados por la garantía corporativa de Globalia, así como por el compromiso de constitución de hipoteca sobre las sedes del grupo en Pozuelo y Palma de Mallorca. Los tipos de interés fijados para el préstamo participativo son los contemplados en el anexo del acuerdo del Consejo de Ministros de 21 de julio y en el Marco Temporal de la Comisión Europea.

El rescate, que la compañía deberá devolver en seis años, implica cambios en el consejo de administración de Globalia. De hecho, se constituyó dicho consejo con dos nuevos miembros de la SEPI y con Juan José Hidalgo como presidente. Queda pendiente nombrar el futuro consejero delegado del grupo, y de momento no hay acuerdo. 

No obstante, IAG quiere pilotar el grupo con el menor intervencionismo por parte de la SEPI. Además, se prevé que se produzcan ajustes laborales en Air Europa. De hecho, ya se han iniciado las primeras reuniones con los sindicatos.