Tras ratificar recientemente el acuerdo de fusión de sus agencias de viajes, Globalia y Ávoris encaran un final de año con la vista puesta en el préstamo de 240 millones de euros que les permitirá -salvo contratiempos- cerrar la operación en el primer semestre de 2021. La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) dará luz verde a esa ayuda estatal próximamente, según ha podido saber Invertia. 

Noticias relacionadas

“Será en las próximas semanas, no más allá de enero”, señalan fuentes cercanas a la operación. Así que previsiblemente será en el mes mencionado cuando la Sepi primero y después el Consejo de Ministros aprueben el rescate; aunque ambas compañías deseaban que fuera antes de finales de año.

De momento, los dos grupos turísticos continúan enviando información a la Sepi y llevando a cabo medidas internas que, en el caso de las agencias de Halcón Viajes, eso se traduce en la renegociación de contratos de sus establecimientos. 

Cabe recordar que de estos 240 millones de euros, el 51% (122,4 millones) corresponde a un préstamo participativo y el resto (117,6 millones) a uno ordinario. En este caso, el rescate de la división minorista y mayorista de Globalia tiene algunas diferencias con el de Air Europa. 

Distinciones en el rescate

La principal es que no habrá tanto intervencionismo por parte del Gobierno, tal y como avanzó Invertia. ¿Qué quiere decir esto? Que el Gobierno no va a plantear la incorporación de consejeros en la empresa resultante de la fusión ni tendrá tanta capacidad de decisión como con la aerolínea. 

En el rescate de Air Europa se estableció que el Gobierno pueda autorizar las operaciones de fusión o adquisición, designar dos miembros en el consejo de la aerolínea, consensuar el nombramiento del CEO y, en caso de que se barajen despidos, también tendrá voz y voto. 

Además, esta ayuda pública es distinta, ya que la piden dos compañías que atraviesan momentos económicos distintos. Mientras Globalia está ahogada por las deudas, Barceló está “más saneada” y encara la crisis sanitaria con más liquidez. “Con o sin la ayuda no quebraría”, señalan fuentes cercanas a la empresa. 

Air Europa al límite: su facturación cae un 42,5%, renegocia contratos y prepara recortes salariales

De ahí que también se entienda que las condiciones del rescate sean distintas y ninguna de las compañías quiera que el Gobierno goce de control en la empresa resultante de la fusión. 

Ratificación del acuerdo

Ávoris y Globalia ratificaron el pasado viernes el acuerdo de fusión de sus actividades de viajes. Este acuerdo contaba ya con la aprobación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) desde el pasado mes de mayo. En junio, ambas acordaron posponerla por la Covid, dándose de margen al primer semestre de 2021. 

Fuentes sindicales se sienten tranquilas al saber que el proceso de fusión con Ávoris -previsto que se materialice en 2021 tras posponerse por la Covid- sigue adelante. “Barceló tendrá más poder, aún no está decidido el CEO y en principio se mantendrán las marcas”, aseguran.

El nuevo grupo nace con una facturación anual de 4.000 millones, cuenta con una plantilla de más de 6.000 empleados y más de 1.500 puntos de venta y a través de todas sus enseñas. 

Tendrá una presencia clave en la creación de producto a través de sus diferentes marcas de turoperación y también en la distribución al cliente final, tanto en viajes vacacionales como de empresa, con un modelo omnicanal. Las compañías aéreas Evelop y Orbest quedan también dentro del perímetro de la operación.