Atrys Health estrena la ampliación de capital con la que consuma la absorción de Aspy. Un estreno que le ha servido para alcanzar una capitalización de 520 millones de euros y convertirse así, en la segunda compañía más valiosa de cuantas cotizan en el segmento de empresas en expansión de BME Growth, por detrás de Proeduca Altus.

Noticias relacionadas

La admisión a negociación en el mercado de las 24,3 millones de nuevas acciones de Atrys se produjo el jueves. Este viernes, cotizan al alza hasta marcar 8,5 euros por acción. Hasta esta cota, la revalorización acumulada desde el debut de la compañía de servicios médicos en el año 2016 alcanza un 480%.

A razón de la ecuación de canje establecida en la opa por Aspy, se había señalado finalmente una valoración de 9,05 euros por acción. En la víspera a esta transacción con la que se ha completado la absorción de la compañía de prevención de riesgos laborales, Atrys marcaba una capitalización de 316,3 millones de euros.

Nuevo mapa accionarial

Como consecuencia de la operación, Atrys cuenta ahora con un free-float cercano al 38% de su capital social. Entre su núcleo duro de accionistas figuran el expresidente de Aspy, José Elías Navarro; el propio equipo directivo de la compañía, la firma Inveready, Caser Seguros, MCH, la familia Ybarra Careaga (Onchena) y definitivamente los dueños de la textil Mayoral (Global Portfolio Investments).

La opa de Atrys por Aspy -que también cotizaba en BME Growth- fue aceptada por un 99,75% del capital social de la segunda. La mayoría se decantó además por la opción del canje de acciones, que era uno de los requisitos clave para el éxito de la operación.

Con esta absorción, Atrys ha pasado a superar los 2.000 empleados y tiene el objetivo de alcanzar los 175 millones de euros de facturación proforma este mismo año. Un objetivo al que contribuirá el hecho de que pasará a explotar ya los 234 centros de Aspy como lugares para la extracción y recogida de muestras para sus laboratorios.

El presidente de Atrys, Santiago de Torres, ha señalado que el nuevo perímetro de la compañía la coloca en "una posición privilegiada desde la que acometer nuestro próximo estadio de crecimiento".

Además, ha apuntado hacia el objetivo de "ampliar protagonismo en el ámbito del diagnóstico y del tratamiento oncológico de precisión y de potenciar nuestro liderazgo en el ámbito de la telemedicina en lengua castellana a nivel mundial" con la vista puesta en el salto al Mercado Continuo. Una mudanza que no es obligatoria hasta alcanzar los 1.000 millones de capitalización.