La renovable murciana Soltec recibe el primer ataque bajista de su trayectoria como cotizada. Siete meses después de haber debutado en la bolsa española, la compañía cuenta con un 0,53% de su capital en manos del fondo oportunista Helikon, un habitual en las posiciones cortas sobre las cotizadas españolas de energías limpias.

Noticias relacionadas

Los gestores de Helikon Investments han notificado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que alcanzaron esta posición el pasado 12 de mayo. Ese día, Soltec sufrió un desplome del 10,2% que dejó su cotización en los 6,84 euros por acción. En la última semana, la renovable sufre un retroceso de casi el 20% en su capitalización.

A consecuencia de esta depreciación, la participación desvelada por Helikon se queda en una valoración de 3,3 millones de euros. Un montante apostado en contra de la evolución de una compañía que, pese a estos descensos, aún acumula una revalorización del 38% frente al precio de referencia de 4,82 euros por acción con el que llegó al Mercado Continuo el 28 de octubre del año pasado.

Renovables a la baja

Esta es la primera vez que Soltec recibe el asedio de un inversor bajista por encima del umbral del 0,5%, la cota que la CNMV establece para señalar a un corto como relevante y obligarle a desvelarse junto con su posición contreta ante el conjunto del mercado. Hasta la fecha, a pesar de las dudas sembradas en torno a la valoración de las renovables en las bolsas, había conseguido escapar de la creciente presión de los cortos en varias de sus compañeras de negocio.

El hedge fund con sede en Milán y Londres fundado por antiguos responsables de la unidad italiana de Julius Baer es un habitual entre los cortos de relevancia de las renovables del parqué madrileño. De hecho, es uno de los principales inversores bajistas de Solaria, donde actualmente declara una participación del 1,21% apostado en contra de su evolución en bolsa.

En este último caso, su asedio ha ido aflojando en las últimas semanas, conforme la cotización de la compañía ha ido profundizando en su descenso. A finales de diciembre del año pasado, los de Helikon llegaron a acumular por sí solos un 1,71% del capital de Solaria, que a pesar de este paso atrás sigue siendo una de las cotizadas del sector más presionadas por estas estrategias especulativas.

Este mismo viernes se ha conocido que el fondo Millennium Capital Partners ha elevado sus posiciones cortas sobre Acciona. En concreto, desde el umbral mínimo del 0,5% hasta el 0,6% del su capital social, que equivale a una inversión de 43,08 millones de euros en función de su actual precio de mercado.

La compañía que preside José Manuel Entrecanales sigue adelante con sus planes para sacar a bolsa como compañía independiente su negocio de energía. Una estrategia que Acciona nunca ha puesto en cuestión a pesar del fiasco del debut de Ecoener y la posterior cancelación de sus planes por parte de Opdenergy sin fecha para retomarlos.