La Juventus de Turín se anota un buen tanto en bolsa tras el anuncio de su participación como club fundador de la nueva Superliga. Las acciones del equipo se disparaban hasta un 19,5% este lunes a pesar de la derrota sufrida en la víspera frente al Atalanta, que eliminaba cualquier posibilidad de alzarse con su décimo 'Scudetto' consecutivo.

Noticias relacionadas

En los cruces más punteros de la sesión, cada acción de la 'Vecchia Signora' alcanzaba un precio de 0,92 euros, lo que suponía para su gráfica máximos de los últimos siete meses. En este sentido, los inversores ven en este nuevo torneo una vía de conseguir más ingresos para el club y mejorar sus cuentas.

Aunque esta es una circunstancia compartida para los 12 clubes que han fundado la nueva competición y han levantado la ira de la UEFA y la FIFA, en el caso de la Juventus tiene una significación especial. Y es que la derrota del domingo en su competición nacional también ha puesto en peligro su capacidad para conservar una plaza de participación en la Champions.

Solo dos cotizados

Debido a la escasa tradición de cotización en bolsa de clubes de fútbol en Europa, solo uno más de sus miembros fundadores cuenta con su capital admitido a negociación. Se trata del Manchester United británico, que sin embargo cotiza en Wall Street, que en el mercado de futuros marcaba avances de casi el 6% para sus títulos. En la sesión de contado, la remontada llegaba al 9,8% de su valor.

Por ahora, los clubes que se han sumado a la competición son el Milan, el Arsenal, el Atlético de Madrid, el Chelsea, el Barcelona, el Inter de Milán, el Liverpool, el Manchester City, el Real Madrid y el Tottenham Hotspur, además de los dos equipos ya mencionados. No obstante, se espera que "otros tres clubes" puedan sumarse en breve, según el comunicado oficial difundido esta pasada madrugada.

A la espera de tres más

Uno de estos tres, según ha adelantado EL ESPAÑOL, podría ser el Borussia de Dortmund, cuyas acciones sí que están admitidas a cotización en la Bolsa de Fráncfort. Allí sus títulos se sumaban a la euforia con subidas superiores al 13% en los 6,01 euros por acción. Los otros dos serían el Paris Saint-Germain (PSG) y el Bayern Múnich.

A la espera de una presentación formal definitiva, los grandes clubes europeos pretenden tomar las riendas en primera persona en cuanto a los aspectos financieros de una competición. Así, la nueva Superliga dará cabida a 20 clubes europeos: los 15 fundadores y otros cinco más que "se clasificarán anualmente sobre la base del rendimiento de la temporada anterior".

"Recursos financieros adicionales"

El comunicado oficial publicado por el Real Madrid, cuyo presidente Florentino Pérez será también presidente de la Superliga, explica sin rodeos que el nacimiento de esta competición "se produce cuando la pandemia mundial ha acelerado la inestabilidad del actual modelo económico del fútbol europeo". Más allá de argumentos deportivos de diversa índole, se destaca la necesidad de "una visión estratégica y un enfoque comercial [...] para aumentar el valor y las ayudas en beneficio de la pirámide del fútbol en su conjunto". 

Del mismo modo, se detalla que tras "un diálogo intenso con los órganos de gobierno sobre el futuro formato de las competiciones europeas", los promotores de este nuevo torneo consideran que "las soluciones propuestas por los reguladores no resuelven las cuestiones fundamentales, que son tanto la necesidad de ofrecer partidos de más calidad, como obtener recursos financieros adicionales para todo el mundo del fútbol". 

En este sentido, el banco estadounidense de inversión, JP Morgan, ha anunciado que financiará la puesta en marcha de la nueva Superliga. Una competición que promete ingresos adicionales y más directos para sus clubes participantes en un momento en el que los estadios sin público han supuesto un duro mazazo para su facturación.