BBVA vuelve a pagar peaje en bolsa por su exposición a Turquía. El banco español llega a caer este lunes un 7,9% hasta marcar mínimos intradía de 4,31 euros por acción que devuelven su gráfica a sus cotas más bajas del último mes por el enésimo desplome de la lira turca.

Noticias relacionadas

Aunque el retroceso se quedaba en un 7,7% (4,317 euros) al cierre de la sesión, el banco se colocaba sin rival como el valor más penalizado de la sesión en el Ibex 35 a consecuencia del inesperado relevo al frente del Banco Central de Turquía anunciado durante el fin de semana. Como ya ocurrió hace dos años, el temor a un intervencionismo desmedido del Gobierno del país asiático en las políticas monetarias del país con consecuencias de difícil previsión golpean a BBVA en uno de sus mercados internacionales más destacados.

Esta vez, el desencadenante del desplome está en el relevo por sorpresa del presidente del Banco Central de Turquía, Naci Agbal, solo cuatro meses después de su nombramiento. La inesperada noticia la dio este sábado el propio presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que ha nombrado para el puesto a un experto que fue colega de filas en el Partido Justicia y Desarrollo (AKP).

Desplome a doble dígito

El objetivo del líder del Gobierno turco no es otro que intentar frenar el imparable desplome de la moneda nacional. Y eso que este mismo viernes la institución ahora encomendada al economista Sahap Kavcioglu elevó los tipos de interés en 200 puntos básicos, el doble de lo que venía previendo el consenso del mercado. En un comunicado, la institución monetaria explica que seguirá usando sus políticas "como herramienta para su objetivo principal, que es reducir de forma permanente la inflación".

A consecuencia de este inesperado movimiento, la lira turca en la que BBVA contabiliza su negocio en Turquía caía a doble dígito frente al euro, la moneda en la que publica sus balances. En concreto, cada lira turca cede en su cruce hasta los 0,1028 euros, lo que supone un retroceso del 11,7% frente a su cierre del viernes pasado, cuando el depuesto Agbal anunció la subida de tipos.

Un 8% del beneficio global

La filial turca de BBVA, Garanti Bank, aportó al grupo un 8,4% de su beneficio global en el 2020 de la pandemia. Un porcentaje que se traduce en 506 millones de euros, un 10,7% menos que al cierre del ejercicio anterior, según se desprende de su informe anual publicado hace unas semanas.

El banco presidido por Carlos Torres cerró el año pasado con un beneficio de 1.305 millones de euros, una cifra que implicó una caída del 62,9% respecto a 2019. Pese a la mejora experimentada en el último trimestre, en el que la entidad remontó 1.320 millones de euros, el impacto de la pandemia se dejó sentir en su balance, amén de un ajuste negativo de 2.084 millones en el fondo de comercio de EEUU llevado a cabo en el primer trimestre.  

Este próximo martes, el consejero delegado de la entidad, el turco Onur Genç, intervendrá en Observatorio de las Finanzas organizado por Invertia.