El Consejo de Administración de Telefónica ha decidido recortar el dividendo a sus accionistas hasta los 0,3 euros por acción para el año 2021, mediante la modalidad de dividendo flexible voluntario. La compañía justifica esta reducción por las nuevas condiciones del mercado tras la irrupción de la Covid lo que le ha obligado a ajustar la remuneración a la de su actual cotización.

Noticias relacionadas

Cuando se fijó el actual dividendo de 0,40 euros en 2017, las acciones de la compañía llegaron a los diez euros por los 3,62 que cotizan actualmente. Esto supone que hace cuatro años la compañía valía en bolsa casi 60.000 millones por los 20.100 millones que tiene actualmente.

Del mismo modo, Telefónica deberá enfrentar en 2021 prácticamente todas las subastas de espectro de 5G que quedan en sus grandes mercados (Reino Unido, Brasil y España) con inversiones de miles de millones de euros.

A todo ello hay que sumar la presión de los mercados para que la operadora reduzca su deuda financiera. Al cierre del tercer trimestre del año pasado, Telefónica logró seguir reduciendo su deuda hasta los 38.223 millones de euros, casi dos mil millones menos y un 5,3% de retroceso interanual.

De esta manera, este 2021 la operadora deberá pagar el segundo tramo del dividendo de 2020 (0,20 euros por acción) en junio de 2021, mediante la modalidad de dividendo flexible voluntario.

En cuanto al dividendo de 2021 de 0,3 euros por acción se pagará en diciembre de 2021 (0,15 euros por acción) y junio de 2022 (0,15 euros por acción), mediante la modalidad de dividendo flexible voluntario.

Con el dividendo en 0,4 euros, la operadora destinó más de 1.000 millones de euros al año a través de efectivo y scrip dividend, es decir, remuneración en acciones. De esta manera, recortar este dividendo a la mitad supondría un ahorro de, como mínimo, unos 250 millones de euros. 

Dividendo de 2019 y 2020

En febrero de 2019, Telefónica anunció la política de remuneración para 2019, que consistió en el pago de 0,40 euros por acción en efectivo, pagadero en diciembre de 2019, (0,20 euros por acción), y en junio de 2020 (0,20 euros por acción).

En febrero de 2020 se anunció la política para 2020 manteniendo las mismas condiciones del año anterior: el pago de un dividendo de 0,40 euros por acción, pagadero en diciembre de 2020, (0,20 euros por acción), y en junio de 2021 (0,20 euros por acción).

No obstante, ante la avalancha de cancelación de dividendos por la Covid de todas las empresas del Ibex, Telefónica confirmó a finales de marzo que mantenía el dividendo por su buena situación de liquidez y por la paralización de muchas subastas de 5G retrasando inversiones.

Posición de liquidez

Las líneas de crédito disponibles y comprometidas con diferentes entidades de crédito alcanzan 13.354 millones a diciembre 2020 (12.466 millones con vencimiento superior a doce meses), que junto con la posición de equivalentes de efectivo y activos financieros corrientes, sitúa la liquidez en 21.447 millones de euros.

En 2020, la compañía pagó entre junio y julio la primera parte del dividendo de 2019, desembolsando desembolsando 370 millones de euros en efectivo (el 37%) y 136 millones en acciones (el 63% del valor).

Del mismo modo, en diciembre se pagó la primera parte del dividendo de 2020 con 342 millones en efectivo (33%) y 197 millones en acciones (67%). Si echamos la vista atrás, la compañía pagó un dividendo de 0,75 euros entre 2014 y 2016, de 0,35 euros en 2013 y de 0,53 euros en 2021.