El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, ha manifestado este jueves su compromiso para el estudio de distintas fórmulas de salida a bolsa que faciliten el salto de las pymes al mercado de valores. El foco está en algunas modalidades que han conseguido buenos resultados en otros países.

Albella ha insistido en la conveniencia de hacer la economía española "más bursátil", eso es, que haya más empresas cotizadas. Una vía que siempre ha defendido como muy útil para atraer más flujos de inversión internacional. Así lo ha repetido este jueves en la presentación de la guía sobre mercados cotizados para pymes editada por el Consejo General de Economistas (CGE) y Cepyme.

En esta ocasión, el presidente de la CNMV ha remarcado que en el organismo supervisor están "abiertos y dispuestos a valorar con atención e interés" las distintas fórmulas de salida a bolsa que puedan plantearse. Siempre con el objetivo de que ayuden a identificar "oportunidades interesantes" para las pymes.

Nuevas fórmulas

El foco de la institución está en especialmente en dos fórmulas de reciente éxito. En primer lugar, los listing directos, que no celebran una ampliación de capital o colocación de acciones previa a su estreno. También la más reciente de las Special Purpose Acquisition Company (SPAC), en las que una compañía salta al mercado con el compromiso público de destinar los fondos captados a una operación corporativa.

"En la CNMV estamos abiertos y dispuestos a valorar con atención e interés iniciativas de este tipo que puedan plantearse", ha señalado Albella. Además, ha señalado directamente a estas fórmulas como alternativas atractivas "especialmente para las grandes gestoras de capital riesgo", que tanto protagonismo han adquirido últimamente en la financiación empresarial en España, como reflejaba un reciente estudio de la Asociación de Mercados Financieros en Europa (AFME, por sus siglas en inglés).

En su discurso, Albella ha reconocido que los esfuerzos de promoción del mercado de valores han tenido escaso eco en el tejido corporativo español. En este sentido, cabe recordar que hace solo unas semanas se produjo el primer debut en el Mercado Continuo después de dos años de sequía. Fue el de Soltec, cuyo consejero delegado reconocía en una entrevista con Invertia la celeridad de la CNMV en todo el proceso hasta su estreno en el parqué.

El presidente del supervisor ha aludido a los bajos tipos de interés que han hecho que la financiación mediante emisiones de deuda se haya vuelto "mucho más fácil de lo normal". A pesar de estas circunstancias, ha recalcado su confianza en que la salida a bolsa "continuará siendo la opción de referencia a largo plazo para las empresas más ambiciosas".

Mercados alternativos

Por lo que se refiere al protagonismo de las pymes en los mercados, Albella ha señalado que "una mayor presencia de pymes en los mercados alternativos acaba redundando en más empresas en los mercados públicos en general". En este sentido, el informe presentado este jueves señala que tan solo 115 compañías cotizan en BME Growth, una cifra que se queda a la zaga de Europa.

En el AIM de Londres cotizan nada menos que 895 pequeñas y medianas empresas, mientras que en el mercado bursátil específico de la vecina Italia la cifra es de 133 empresas. Por encima una vez más de los números españoles.

Aunque en un tono distendido Albella ha señalado que "para salir a bolsa hay que ser un poco valiente y echarle algo de salero a la vida, algo a lo que están acostumbrados los empresarios de pura cepa", estos han reclamado el apoyo del Gobierno.

El presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, ha denunciado que "hay demasiadas barreras cuando la empresa empieza su crecimiento". En este sentido, ha señalado que tanto el CGE como Cepyme están trabajando en iniciativas que faciliten este tránsito, por lo que defiende que "eso nos habilita para pedir al Gobierno que también haga cosas, porque necesitamos planes reales, contundentes, para superar esta situación".