Colonial y Merlin Properties se hunden a mínimos históricos este martes en bolsa. Las dos socimis del Ibex 35 marcan los precios más bajos de toda su trayectoria bursátil tras conocerse la fuerte subida tributaria que el Gobierno contempla para estas sociedades.

Noticias relacionadas

El desplome rebasaba el 5% en Colonial, la inmobiliaria que hace tres años -después de más de siete décadas de historia- decidió reconvertirse en socimi para adaptar su modelo de negocio y beneficiarse de las ventajas fiscales que daba esta modalidad societaria. En los cruces más bajistas de la sesión de este martes, sus acciones probaban la hasta ahora insólita cota de los 6,16 euros que al cierre se suavizaba en un solo céntimo.

Las caídas eran más moderadas en Merlin Properties, del 2,3% en los compases más pesimistas, pero eso no evitaba que la primera socimi que consiguió entrar en el índice rey de la bolsa española atraviese también sus horas más bajas. Los mínimos intradía de la cotizada alcanzaban en los 5,9 euros por acción. Al cierre, solo mejoría hasta los 5,94 euros (-1,6%).

Presupuestos

El origen de estos descensos está en una de las medidas que recoge el proyecto de Presupuestos Generales del Estado aprobados este martes por el Consejo de Ministros. Si salen adelante, se acabará la exención de tributar por los beneficios no repartidos a modo de dividendo, que tendrán que soportar un gravamen del 15%, según consta en el documento adelantado por el Ministerio de Hacienda.

A pesar de que las dos socimis del Ibex 35 reparten entre sus accionistas el grueso de los beneficios que consiguen año tras año, el pánico inversor se ha desatado. Una estampida que los analistas atribuyen a dos factores: el temor a unos dividendos menos generosos y la incertidumbre regulatoria.

Por lo que se refiere a este último punto, los expertos del sector consultados apuntan más concretamente al periodo de negociación que acaba de abrir el Gobierno con los partidos políticos cuyo apoyo necesita para sacar adelante sus cuentas de Estado. En este sentido, la tributación de las socimis ya llevaba tiempo en el punto de mira y el programa de varias formaciones, que criticaban una falta de equidad en la exención de la que gozaban.

No obstante, desde el sector se defiende que esta es una medida común entre las sociedades especializadas en la explotación de inmuebles en renta en toda Europa y en los principales mercados desarrollados. De hecho, las socimis responden a una antigua demanda de la industria para establecer un equivalente en la normativa española a los REIT estadounidenses.

Incertidumbre

“Cualquier modificación de la legislación que no tenga como objetivo mejorar la posición competitiva de nuestros REIT frente a otros países europeos será interpretado negativamente por los inversores”, ha subrayado Javier Basagoiti, presidente de Asocimi, la asociación que aglutina a la mayor parte de las socimis españolas. Y eso, advierte, “con independencia del impacto que pueda tener el establecimiento de un tipo de gravamen del 15% a los beneficios no distribuidos”.

En BME Growth, el mercado de referencia para las socimis españolas, solo siete de las 80 admitidas a negociación habían conseguido marcar precio al cierre de la sesión de este martes. De ellas, solo Almagro lo hacía al alza (+0,88%), mientras que cuatro se decantaban por las pérdidas. El retroceso más abultado lo marcaba Trajano, con caídas del 1,97%.

Precios al alquiler

Después de 11 años de historia, esta vuelta de tuerca a la tributación de las socimis finalmente se fija solo en los beneficios no repartidos como dividendos, una línea roja del sector. Y es que estas sociedades defienden que la tributación ya la realizan sus accionistas al rendir cuentas por las ganancias distribuidas, que por ley deben suponer un mínimo del 80%.

Así, explican que aplicar impuestos a esta parte del resultado supondría una doble tributación insólita en los mercados vecinos. Y, en cualquier caso, la mayor factura impositiva supondría disponer de menos fondos para eventuales adquisiciones o inversiones de mejora corporativa o de los activos en cartera.

Además, la medida no viene sola, porque llega acompañada del compromiso del Gobierno de regular un techo de precio para los alquileres de vivienda, tal y como Unidas Podemos venía reclamando. Aunque este no es el negocio fundamental de las dos socimis del Ibex 35, sí que lo es de otras muchas del sector.