El Gobierno ultima los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el 2021. Unas cuentas que contemplan una subida masiva de impuestos, tal y como ha explicado la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. 

Noticias relacionadas

Un aumento de la carga fiscal que era clave para que Podemos diera el 'sí quiero' a las cuentas del Estado para 2021, y cuyo objetivo es "modernizar el modelo productivo y fortalecer el Estado de bienestar", según el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. 

Por el momento sólo se conocen las primeras líneas de los Presupuestos Generales del Estado, por lo que a las ya anunciadas habrá que sumarles nuevas subidas que puedan estar ocultas en las cuentas que se harán públicas en los próximos días. ¿Qué impuestos suben por ahora? 

IRPF. Habrá un alza fiscal en este impuesto para las rentas más altas. Habrá un alza fiscal para las rentas de capital superiores a los 200.000 euros de tres puntos, mientras que las rentas del trabajo de más de 300.000 euros verán subir su IRPF en dos puntos. El objetivo con esta medida es recaudar 491 millones de euros, y afectará a algo más de 36.000 contribuyentes. 

Patrimonio. Se eleva el tipo aplicable a partir de 10 millones de euros del 2,5% al 3,5%. 

Sociedades. Un ataque directo a las grandes multinacionales, con el objetivo de gravar la repatriación de los dividendos de las filiales que tienen en el exterior. ¿Cómo se hará? limitando las exenciones a grandes grupos empresariales por dividendos y plusvalías. Hasta ahora estaban bonificados al 100%, y el objetivo ahora es rebajarlo hasta el 95%. Con esta medida el Estado espera ingresar 1.520 millones de euros, y afectará a 1.739 empresas. 

Planes de Pensiones. También la fiscalidad de quien tiene ahorro privado se verá afectada. Según el proyecto de Presupuestos las deducciones fiscales a los gravámenes de estos productos va a desaparecer en los próximos meses. El objetivo del Gobierno es dejar de promover los planes individuales para ir a un modelo en el que los planes de empresa tengan mayor presencia. 

Para ello se modifican los límites a la reducción por las aportaciones. Así, el límite conjunto de reducción sube de 8.000 a 10.000 euros. El límite de aportaciones máximas a planes individuales se reduce a los 2.000 euros. ESto tendrá un impacto de 580 millones de euros en el año 2022. 

También se va a cambiar la tributación de las socimi, que ahora tendrán una tributación del 15% frente a la exención total que tenían hasta el momento. 

IVA. Aunque no han concretado nada, se da por descontado que el Gobierno planteará en los Presupuestos una reordenación de algunos productos en los tramos superreducido y reducido. El objetivo es incrementar la recaudación por este impuesto con el objetivo de hacerlo más justo y equitativo. 

Además, las bebidas azucaradas y edulcoradas quedarán gravadas con el IVA al 21%. Con él espera recaudar 400 millones de euros anuales. Eso sí, el consumo en bares y restaurantes se van a mantener en el 10%. 

Medioambientales. El ejecutivo va a crear un impuesto a los envases de plástico, cuyas características todavía se desconocen. 

Lo más importante es la reducción de la bonificación del diésel. Según los datos de Hacienda, se reducirá la bonificación hasta los 38 euros por cada 1.000 litros, lo que supone un coste para un consumidor medio de 3,48 euros al mes. Queda exento el gasóleo profesional y se busca lograr 500 millones de euros.  

Otros impuestos. Los que ya está claro que se van a poner en marcha son los impuestos de Transacciones Financieras y el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales (Tasa Google) que ya se han aprobado en el Congreso de los Diputados.

También se van a subir los impuestos a las primas de seguros, que pasan del 6% hasta el 8% con idea de recaudar 507 millones de euros adicionales. 

Con todo esto, el Gobierno confía en recaudar 1.862 millones de euros a lo largo del ejercicio 2021 adicionales. El objetivo del Gobierno es alcanzar una recaudación récord de 494.000 millones de euros.